Médico que trató a paciente infectada con ébola denuncia negligencia

Un médico que trató a la infectada española de ébola denunció, en un sobrecogedor informe publicado hoy por dos diarios, múltiples fallos, desde un traje con mangas demasiado cortas hasta falta de respuesta a las peticiones de traslado a un centro especializado.

| 09 octubre 2014 05:10 PM | Mundo | 1.6k Lecturas
Médico que trató a paciente infectada con ébola denuncia negligencia
Médico que trató a paciente infectada con ébola denuncia negligencia
1616

"Las mangas me quedan cortas en todo momento" y una parte de las muñecas permanecía al descubierto, escribe el doctor Juan Manuel Parra, médico de urgencias de 41 años que el miércoles por la noche fue puesto en observación.

En su informe, publicado por El Mundo y El País, explica cómo se ocupó durante casi 16 horas de la auxiliar de enfermería Teresa Romero, de 44 años, después que contrajera el virus tratando a un misionero español repatriado con ébola y que falleció el 25 de septiembre en Madrid.

Según Parra, cuando Romero llegó al amanecer al hospital de Alcorcón, la localidad al sur de Madrid en que vive, fue puesta en una habitación de aislamiento ya que informó inmediatamente que temía estar contaminada de ébola.

Cuando él comenzó su servicio, hacia las 08H00 (06H00 GMT), la mujer presentaba ya síntomas con erupciones cutáneas en el tronco y la ingle, dolores musculares y tos, escribe.

Sólo él y personal de enfermería entraron en la habitación con un "traje de primer nivel" de protección: una bata impermeable, dos pares de guantes, un gorro y una mascarilla quirúrgica.

Con el paso de las horas, el estado de salud de Romero se deterioró brutalmente. Pero fue por la prensa cómo el doctor conoció el resultado del test de ébola de la paciente, "aunque la primera muestra es positiva", afirma.

Después, "se me informa de la posibilidad de positividad a las 17H00 por lo que se procede a empleo de 2º traje de mayor nivel facilitado por este hospital (las mangas me quedan cortas en todo momento)", agrega.

En ese momento la paciente presentaba ya "abundantes diarreas, vómitos, mialgias y comienza con fiebre de hasta 38" grados, precisa.

"Vuelvo a informar de la necesidad urgente de traslado de la paciente" al Hospital La Paz-Carlos III de Madrid, donde habían sido tratados los dos misioneros fallecidos por el virus en agosto y septiembre, recuerda.

A las 19H00 se le informa por teléfono que la paciente va a ser trasladada pero "la ambulancia tarda desde dicha llamada hasta su llegada a las 00H00".

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital