Matanza sin nombre

La policía sudafricana alegó haber actuado en legítima defensa en una operación represiva que dejó 34 mineros muertos y cerca de 80 heridos, en una de las minas de platino más grandes del mundo.

| 18 agosto 2012 12:08 AM | Mundo | 1.7k Lecturas
Matanza sin nombre
Barbarie en Sudáfrica es condenada en todo el mundo.
Masacre de mineros sudafricanos dejó 34 muertos en una de las minas de platino más grandes del mundo.
1790

“El grupo de militantes cargó contra la policía, disparando y blandiendo armas peligrosas”, afirmó la jefa policial, Riah Phiyega, al justificar el criminal operativo de desalojo de los mineros en Marikana, sede de la mina de platino británica Lonmin.

“La policía se replegó sistemáticamente y se vio forzada a recurrir a la fuerza máxima para defenderse. El balance es de 34 muertos y más de 78 heridos”, así como de 259 detenidos”, agregó la vocera policial.

Tras conocer de la matanza, el presidente Jacob Zuma se dirigió al lugar y anunció la creación de una comisión de investigación. “Debemos tratar de que se esclarezca la verdad de lo que ocurrió aquí, por eso decidí instaurar una comisión de investigación para descubrir las causas reales de este incidente”, declaró el jefe de Estado.

La huelga calificada de ilegal, se inició con una reivindicación de un grupo de mineros que exigía triplicar su salario, actualmente de 4.000 rands mensuales (unos 486 dólares).

La matanza provocó conmoción mundial ya que numerosas cadenas de televisión se encontraban cubriendo las negociaciones con los huelguistas cuando se inició la operación. Las imágenes mostraban a los agentes abriendo fuego contra manifestantes, que caen en medio de una nube de polvo.

En otros videos, se ve a policías esforzándose en dispersar a los mineros, negociando con ellos y recurriendo a armas convencionales de dispersión, como cañones de agua y balas de goma. En cualquier caso, se trató de la intervención policial más sangrienta desde 1985, cuando la policía mató a 20 manifestantes negros que protestaban contra el régimen segregacionista del apartheid.

Esta vez, fueron policías negros quienes abrieron fuego contra mineros negros cuyas condiciones materiales de vida experimentaron escasas mejoras desde la instauración de la democracia hace 18 años. Muchos creen que el crecimiento económico solo beneficia a la minoría blanca y a las élites negras cercanas al poder, mientras que la gran mayoría de la población negra sigue viviendo en la pobreza.

La huelga de Lonmin, ya había dejado diez muertos antes del jueves.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD