Lula prefiere el silencio

Lula y el Partido de los Trabajadores eligieron el silencio como respuesta a la decisión de la Fiscalía General del Distrito Federal de Brasilia, que ordenó a la Policía Federal abrir investigación acerca de la presunta participación del expresidente en el escándalo de receptaciones ilegales de dinero.

| 08 abril 2013 12:04 AM | Mundo | 922 Lecturas
Lula prefiere el silencio
Tras el pedido del fiscal para que se investigue su involucramiento en un acto de corrupción.
922

Las acusaciones fueron lanzadas por el empresario Marcos Valerio, condenado a 40 años de cárcel como organizador de la red del llamado caso ‘mensalão’. Tras el anuncio, Paulo Okamotto, presidente del Instituto Lula, se limitó a leer un comunicado en el que señalaba: “No existen nuevas informaciones en relación con las que ya fueron publicadas hace cinco meses por el diario O Estado de São Paulo”.

En septiembre pasado Valerio, que durante el proceso había sostenido que Lula no había participado en el esquema de corrupción, hizo nuevas revelaciones ante el Fiscal General, Roberto Gurgel, en las que acusó a Lula de haber participado personalmente en la trama.

Le acusó de haber sido el mediador en una transferencia de siete millones de reales (3,4 millones de dólares) realizada por un proveedor de Portugal Telecom en Macao (China) para el PT. Ese dinero habría servido para pagar las deudas contraídas en la campaña presidencial que ganó Lula en 2002.

Gurgel prefirió esperar que acabara el proceso del Supremo, para entregar las nuevas acusaciones de Valerio a los fiscales. El empresario estaría intentado conseguir una rebaja de su condena a 40 años, acogiéndose a la ley de la llamada “delación premiada”, que otorga una disminución de penas a los que revelen informaciones importantes sobre algún acusado. Concluido el proceso del ‘mensalão’, Gurgel se limitó a pasar a la Fiscalía de Brasilia las 14 páginas de la declaración de Valerio contra Lula. Tras examinar las denuncias de Valerio, los fiscales decidieron pedir a la Policía Federal abrir una investigación formal.

Cuando se filtraron a la prensa las presuntas denuncias de Valerio contra Lula, el presidente del Partido de los Trabajadores, Rui Falcão, había sido explícito: “A Lula no se le toca”. Y había amenazado con sacar a la calle a la militancia del partido y a los movimientos sociales para defenderlo de lo que consideraba una maniobra de la oposición para dañar la imagen del expresidente.

SILENCIO
Ante el inicio de la investigación reclamada por los fiscales, tanto Lula como el PT prefirieron la vía del silencio. Los analistas dan a ello dos explicaciones: o Lula está seguro que la policía archivará las denuncias por falta de pruebas, o ha preferido respetar la decisión de los fiscales sin que una movilización de la calle a su favor pudiera aparecer como una contestación abierta a la decisión.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...