Los DDHH no son una mercancía

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó en una maratónica sesión mantener abierto el debate sobre el funcionamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y sus relatorías, bajo presión de los países del Alba, aunque resguardó su independencia presupuestaria.

| 24 marzo 2013 12:03 AM | Mundo | 632 Lecturas
Los DDHH no son una mercancía
Lo afirmó el canciller ecuatoriano, tras reclamar que los organismos interamericanos sean financiados únicamente por los países miembros y no por fuentes privadas.

Más datos

HABLA LA CIDH

La CIDH advirtió de la posibilidad de un “estrangulamiento” financiero si se le impide buscar donantes extrarregionales para aumentar su presupuesto de 9,5 millones de dólares, la mitad del cual proviene de la OEA.
632
-.-

Tras casi doce horas de debate, los cancilleres reunidos en Washington respaldaron una resolución que permite aportes financieros externos para la CIDH, pero también ordena “continuar el diálogo sobre los aspectos fundamentales” del manejo del ente autónomo de la OEA.

El debate abierto sobre la posibilidad de condicionar los aportes de terceros estados e instituciones privadas a los organismos del sistema interamericano, entre ellos, la Relatoría de Libertad de Expresión, marcó la agenda de debates de la sesión extraordinaria del organismo hemisférico.

DOS BLOQUES
De un lado, estaban los que promueven el financiamiento externo, un bloque encabezado por los Estados Unidos, y de otro, los que rechazaban la propuesta, liderados por Ecuador y los países del Alba, que cuestionan la intromisión de terceros en los asuntos internos de los países, en especial de grupos de interés que se oponen a los cambios sociales en el continente.

Los defensores de la primera propuesta indicaban que sin financiamiento externo se liquidaría la Relatoría de Libertad de Expresión, la única relatoría que no se financia con fondos de la OEA y que depende enteramente de los programas de cooperación internacional, muchos de ellos del gobierno norteamericano, lo que facilita su manejo político. Esta circunstancia hace que su presupuesto sea superior al del resto de las relatorías.

Ricardo Patiño, el canciller de Ecuador, aclaró que no se trata de liquidar ningún organismo, sino acordar que el financiamiento provenga de los gobiernos que conforman el organismo regional. Patiño subrayó que los derechos humanos no pueden ser tratados como una mercancía.

“Tampoco debemos vernos limitados por las presiones de algunos que se arrogan la representación de la sociedad civil y peor aún, de aquellos que, al no ganar en las urnas, ahora juegan a la política desde los medios de comunicación en todo el continente”, agregó.

Ecuador y los países del Alba criticaron que la CIDH y la Relatoría para la Libertad de Expresión, no estén financiadas exclusivamente por fondos provenientes de los países firmantes de la Convención Americana de Derechos Humanos, refrendada por 23 de los 35 países que componen la OEA.

ESTADOS UNIDOS
Ecuador censura que países como EEUU, que no ha ratificado la Convención, tengan un peso importante en la CIDH, por lo sustancioso de sus aportaciones económicas, y que el resto de estados, que sí han suscrito el texto, no tengan la misma influencia.

Además abogó por aplicar una serie de reformas al sistema para que trabaje en la protección y desarrollo de los derechos humanos y no tanto en la fiscalización. Y criticó fuertemente que la relatoría de Libertad de Expresión tenga actualmente 20 veces más presupuesto que otras áreas.

Tras la reunión, los estados miembros de la OEA se comprometieron a “fortalecer todas sus relatorías, inclusive mediante la consideración de otorgar el carácter de especiales a las relatorías temáticas existentes, sobre la base de un financiamiento adecuado y sin perjuicio de sus otras responsabilidades”.

En el cónclave todos los estados coincidieron en que, para garantizar el fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos es necesario mejorar su financiación y conseguir que todos los Estados de la OEA ratifiquen los Tratados Internacionales de Derechos Humanos de la organización, una abierta crítica a los EEUU.

“Sabemos que es una reclamación de la OEA, y nosotros queremos ratificarlos, pero eso es una decisión del Congreso”, indicó la subsecretaria de Estado norteamericana para América Latina, Roberta Jacobson.

CONSENSO
El consenso se logró al final del debate cuando Argentina propuso una modificación a uno de los párrafos de la resolución, que abre la posibilidad de que se siga el monitoreo sobre la CIDH de manera indefinida, lo que sumó a los países del Alba al consenso.

La resolución compromete a la OEA al “pleno financiamiento” de su sistema de derechos humanos, pero hasta que eso suceda permite fondos externos, que brindan gran parte de su presupuesto, y supedita el fortalecimiento de sus relatorías a “un financiamiento adecuado”, una victoria de un grupo de países liderados por Estados Unidos, Canadá y México.

Tras la decisión, el subsecretario de Estado norteamericano, William Burns, anunció una contribución adicional de un millón de dólares. “Debemos estar alerta ante algunos esfuerzos de debilitar la Comisión disfrazados como reformas”, advirtió.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...