La campaña electoral comienza a agitarse

Tal como preveían los observadores, la segunda vuelta de las elecciones egipcias estará marcada por la violencia y el primer acto es el ataque al local central del general Ahmed Shafiq, el exprimer ministro de Mubarak que disputa la presidencia con Mohamed Mursi, el candidato de los Hermanos Musulmanes.

Por Diario La Primera | 30 mayo 2012 |  672 
La campaña electoral comienza a agitarse
Elecciones en Egipto se pueden violentar.
Grupos revolucionarios atacan local de exministro de Mubarak acusado de fraude.
672  

Unas horas después de que la Junta Electoral anunciara los resultados oficiales, confirmando el pase de Shafiq a la segunda vuelta, un grupo de opositores realizó una marcha de protesta a su local de campaña, que concluyó con el asalto al local y un amago de incendio que fue rápidamente apagado por los bomberos.

“Eran unos 200 muchachos. Algunos saltaron la valla, empezaron a tirar piedras contra los cristales, y entraron en la sede. Todos los que estábamos dentro hemos salido por la puerta de atrás para evitar enfrentamientos”, explicó un coordinador de la campaña.

“Se han llevado material de campaña y, antes de marchar, han tirado los cócteles mólotov. Pero ya no había nadie, y no hay ningún herido”, dijo el coordinador, que culpó del ataque a grupos revolucionarios como el Movimiento 6 de Abril y simpatizantes de los candidatos Hamdin Sabahi y Jaled Ali.

Sabahi, tercero en los comicios, denunció un fraude masivo a favor de Shafiq, promovido por los militares en el poder que controlan la Junta Electoral, que desestimó su recurso. Pocos minutos después de conocerse la noticia del asalto, seguidores del general realizaron una concentración de apoyo. “¡Que caiga, que caiga, el gobierno del Guía Supremo!”, coreaban en alusión al líder de los Hermanos Musulmanes.

“Shafiq es un hombre fuerte, un militar, que puede devolver la paz y la estabilidad al país, y mantener a raya a los Hermanos Musulmanes”, decía Islam, un joven estudiante de Derecho, mientras sostenía un póster de su candidato.

Shafiq ya sufrió varios actos de boicot durante la campaña, pues fue obligado a cancelar algunos mítines, tuvo que esquivar el lanzamiento de un zapato, hechos que le favorecieron electoralmente porque le permitieron presentarse como una víctima del caos y como el candidato del orden.

Las primeras elecciones pluralistas en la historia de Egipto representan la última etapa del proceso de transición. La Junta Militar entregará el próximo 30 de junio el poder al presidente electo. Pero la transición no se habrá completado hasta que se redacte la nueva Constitución, bloqueada por la falta de acuerdo en el Parlamento entre islamistas y laicos.

Ayer, Mursi tendió la mano a otras fuerzas políticas para hacer frente a Shafiq, prometió dejar su cargo al frente del Partido Libertad y Justicia si es elegido presidente y formar un gobierno de coalición liderado por una personalidad independiente.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario