La batalla de Chávez

El presidente Hugo Chávez logró una importante victoria electoral en 2012 al ser reelecto por cuarta vez, pero ahora libra la mayor batalla de su vida en la lucha contra el cáncer que lo aqueja desde hace dos años y que pone en riesgo la posibilidad de que pueda ocupar la silla presidencial el próximo 10 de enero, como lo fija la Constitución de su país. En los primeros días del mes, Chávez conmocionó a Venezuela al anunciar la reaparición de nuevas células cancerígenas en la región de la pelvis que ya había sido operada en tres oportunidades anteriores. La reactivación del mal lo obligó a pasar por el quirófano nuevamente, en una complicada operación que duró seis horas y cuyos resultados son por ahora de pronóstico reservado.

| 31 diciembre 2012 12:12 AM | Mundo | 1.1k Lecturas
La batalla de Chávez
La enfermedad del presidente venezolano fue la noticia del año en América Latina.
1183

A dos semanas de la operación lo que se conoce es que el proceso postoperatorio será complejo, duro y prolongado. A pesar del secretismo con que se maneja el mal que aqueja al comandante, algunas versiones señalan que se trataría de un sarcoma de vejiga, un tipo de cáncer que compromete el recto, la próstata y la vejiga, así como otros órganos vitales.

Expertos como el oncólogo peruano Moisés Bautista opinan que los días del jefe de la Revolución Bolivariana podrían estar contados si es que el avance del mal es significativo. El propio Chávez dejó en claro la gravedad del mal al anunciar el posible final de su trayecto vital. “Entro en la sala de operaciones pero no sé si saldré de ella. Quiero que el proceso hacia el socialismo siga su rumbo. Y la persona adecuada para lograrlo es Nicolás (Maduro)”, dijo.

En otro momento, con toda humildad, comentó que la Revolución Bolivariana no depende de un hombre, sino de un liderazgo colectivo, y que si en caso “algo ocurriera que me inhabilitara de alguna manera”, Maduro sería el candidato elegido por el PSUV y el Gran Polo Patriótico.

En Venezuela la preocupación por la salud del comandante es evidente. Las caras preocupadas de sus simpatizantes grafican lo delicado del momento, aunque también la terca esperanza de que la hora final de Chávez no haya llegado. Más allá de eso, el triunfo del oficialismo en las elecciones regionales demuestra que su liderazgo está vigente pese a los cantos de sirena de la oposición neoliberal.

Se trata de una nueva victoria del hombre que irrumpió en el escenario latinoamericano con el intento de golpe de Estado contra Carlos Andrés Pérez, el 4 de febrero de 1992; el que puso en guardia a todos los gobiernos cipayos de la región; el que permaneció en prisión dos años, lanzando proclamas como patria, antiimperialismo, nación, socialismo, independencia, lucha de clases, socialismo, etc.

Ahora, la suerte del comandante está en manos de la ciencia, pero el derrotero de la revolución bolivariana la jugarán los hombres y mujeres que recogen lo mejor de su legado. Asuma o no el poder el 10 de enero, Chávez seguirá comandando la suerte de Venezuela.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.71177983284