Jesuita exculpa al Papa Francisco

Francisco Jalics, uno de los dos jesuitas secuestrados durante la última dictadura militar argentina (1976-1983), ratificó que el Papa Francisco, Jorge Mario Bergoglio, no lo denunció ante la junta militar.

| 21 marzo 2013 12:03 AM | Mundo | 1.8k Lecturas
Jesuita exculpa al Papa Francisco
Fue detenido en 1976 por los esbirros de la dictadura argentina que lo secuestró seis meses

Más datos

DATO

El Papa Francisco recibirá hoy al Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, quien en los últimos días defendió al nuevo pontífice de las acusaciones en su contra.
1854

“Estos son los hechos: Orlando Yorio y yo no fuimos denunciados por Bergoglio”, afirmó Jalics en un comunicado. Poco después de la elección de Bergoglio como Papa surgieron informaciones que apuntaban a que este no ayudó lo suficiente a Jalics y Yorio, que formaban parte de su congregación y que fueron secuestrados y torturados en 1976.

Entonces, Bergoglio era el superior provincial de los jesuitas en Argentina y los curas secuestrados -que fueron liberados seis meses después- pertenecían a su orden.

Según Jalics, quien actualmente vive en una casa espiritual en Alta Franconia, en Baviera, es falso suponer que su secuestro y el de Yorio “se produjeron por iniciativa del padre Bergoglio”.

“Antes me inclinaba por la idea de que habíamos sido víctimas de una denuncia. Pero a fines de los 90, después de numerosas conversaciones, me quedó claro que esa suposición era infundada”, añadió el jesuita en un comunicado publicado en la web alemana de la orden.

Jalics aclaró además que Yorio y él fueron secuestrados por su conexión con una catequista que primero trabajó junto a ellos y luego ingresó en la guerrilla.

“Durante nueve meses no la vimos más, pero dos o tres días después de su detención también fuimos detenidos. El oficial que me interrogó me pidió los documentos. Cuando vio que había nacido en Budapest, creyó que era un espía ruso”, indicó.

Bergoglio declaró haberles advertido de los peligros y haber intentado interceder por ellos ante la junta militar, pero sin éxito. Yorio murió hace unos años, mientras Jalics vive en una casa espiritual en Alta Franconia. Según su orden, actualmente se encuentra en Hungría.

De otro lado, la noticia de que el Papa Francisco quiere beatificar a Carlos de Dios Murias -un cura asesinado durante la dictadura- le provocó sensaciones encontradas a Marta Murias, la hermana del sacerdote.

Carlos Murias fue secuestrado el 18 de julio de 1976, en la localidad riojana de Chamical. Su cuerpo y el del sacerdote francés Gabriel Longueville –a quien habían capturado con él- apareció un día después, en la ruta 38.

Marta contó que la posibilidad de que su hermano sea el primer beato declarado por el Papa Francisco le generó “gran emoción y muchísima satisfacción personal y espiritual”, pero se quejó porque la Iglesia “nunca” le abrió las puertas a su familia para esclarecer el crimen.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.67734599113