“Innecesaria violencia”

Como “desproporcionado” y de una increíble e innecesaria violencia fue descrito el ataque del ejército israelí contra una flotilla humanitaria que la pasada primavera trataba de romper el bloqueo de Gaza, y en el que murieron nueve activistas turcos, según el informe de la misión de investigación del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Por Diario La Primera | 23 set 2010 |    
Ataque de Israel a flotilla humanitaria, que dejó nueve muertos, fue condenado por Naciones Unidas.

Más datos

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó la puesta en marcha de una misión internacional independiente destinada a examinar “los graves ataques llevados a cabo por las fuerzas israelíes contra el convoy humanitario de barcos” el pasado 31 de mayo.

“La conducta de las fuerzas armadas de Israel revela un nivel inaceptable de brutalidad, una conducta que no puede ser justificada sobre bases de seguridad u otras”, dice el informe del Consejo y que será debatido la próxima semana. Además, el informe refiere que “el ataque constituyó una grave violación de las leyes de derechos humanos y la ley humanitaria”.

Ataque con muerto
De otro lado, ayer un guardia israelí que vigilaba un asentamiento judío en Jerusalén abrió fuego contra un vehículo ocasionando la muerte de dos palestinos, en la localidad de Silwan.

Testigos del ataque indicaron que el agente israelí abrió fuego contra la camioneta del palestino Samer Sarhan, de 28 años, cuando éste circulaba por el área de Wad Hilwa de Silwan, causándole la muerte y dejando heridos a cuatro personas más, mientras que una quedó grave, falleciendo después al ser trasladada a un hospital de la zona.

Fuentes militares israelíes ofrecieron otra versión del incidente y aseguraron que el agente disparó luego que su vehículo fue bloqueado y apedreado por docenas de palestinos mientras pasaba por Silwan.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.