Infectado del ébola recibe transfusiones de sangre de paciente recuperado

Un doctor estadounidense que es tratado del virus Ébola, en Nebraska, recibió una transfusión de sangre de otro médico que ya se recuperó de la enfermedad, informó el hospital que lo trata.

| 13 setiembre 2014 04:09 PM | Mundo | 1.6k Lecturas
Infectado del ébola recibe transfusiones de sangre de paciente recuperado
Infectado del ébola recibe transfusiones de sangre de paciente recuperado

Más datos

Andina
1631

Rick Sacra, un misionero cristiano, de 51 años, resultó infectado por este virus hemorrágico cuando trabajaba como obstetra en Liberia y fue trasladado a Estados Unidos la semana pasada a fin de someterse a tratamiento.

El doctor recibió plasma de Kent Brantly, de 33 años, otro médico estadounidense que se infectó durante el verano, cuando trataba pacientes en Monrovia, y fue curado en un hospital de Atlanta.

Sacra pasó de un estado crítico de salud a mejores condiciones después de una semana de cuidados en el Centro Médico de Nebraska, donde recibió transfusiones de plasma y tratamientos experimentales.

Phil Smith, director de la unidad de contención biológica de ese hospital, dijo que aún se desconoce cuál de los tratamientos ha ayudado más a la mejoría de Sacra.

"Decidimos que estamos más interesados en salvar a Rick que en tratar de hacer un estudio, por eso básicamente le hemos administrado todo a lo que tenemos acceso", señaló Smith a reporteros.

Cuando Brantly contrajo el mal en Monrovia, también recibió transfusiones de sangre de un niño que se había recuperado de este virus hemorrágico.

La semana pasada, unos 200 expertos de la salud reunidos en Ginebra durante dos días acordaron que las terapias de transfusión de sangre y sueros pueden ser utilizadas para combatir el ébola inmediatamente, mientras se inician las pruebas para crear una vacuna.

Los expertos juzgan que la presencia de anticuerpos del ébola en la sangre de las personas que se han curado de la enfermedad puede ayudar a otros pacientes a combatirla.

Desde principios de año, la epidemia de fiebre hemorrágica, la peor desde su aparición en 1976, ha causado más de 2,400 muertes e infectado a más de 5,000 en Liberia, Sierra Leona y Guinea, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS) este viernes.

"En los países más golpeados, la cifras se mueven más rápido que la capacidad para atenderlos", advirtió la directora de la OMS, Margaret Chan, en Ginebra.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital