Humo negro en el Vaticano

Negro, ese fue el color del humo que salió de la chimenea montada sobre el tejado de la Capilla Sixtina, a pocos metros de la enorme cúpula de la Basílica de San Pedro, donde 115 cardenales llegados de todas partes del mundo buscan elegir al sucesor de Benedicto XVI.

| 13 marzo 2013 12:03 AM | Mundo | 2.3k Lecturas
Humo negro en el Vaticano
Los cardenales permanecerán en el Vaticano hasta que eligan al nuevo Papa.
Primera votación para la elección del Papa no logró la mayoría calificada para designar a sucesor de Ratzinger.

Más datos

RECLUSIÓN

Tras instalarse en sus habitaciones, los cardenales se desplazaron a la basílica de San Pedro para participar en la misa Pro eligendo Pontifice, presidida por el cardenal decano, Angelo Sodano. Luego, los purpurados almorzaron y después iniciaron la procesión hasta la capilla Sixtina.
2328

La fumata negra certificó que la primera votación del cónclave para designar al sucesor de Benedicto XVI concluyó sin acuerdo entre la mayoría de cardenales sobre quién debe de ser el nuevo Papa. Como se esperaba, ningún candidato consiguió los 77 votos necesarios para ser elegido Pontífice.

Vestidos con sus vestiduras rojas y el birrete cardenalicio, los purpurados procedentes de 51 países iniciaron el cónclave tras llegar en procesión desde la vecina Capilla Paulina entonando la letanía de los santos y un himno de invocación al Espíritu Santo.

Tras cruzar la puertas, custodiadas por dos guardias suizos, los cardenales se arrodillaron ante el altar donde se encuentra el Evangelio, antes de ocupar las sillas con sus nombres ante largas mesas dispuestas en doble fila a ambos lados de la capilla.

Bajo los magníficos frescos de Miguel Angel, juraron mantener el silencio, so pena de excomunión, tras lo cual el maestro de ceremonias pontificias, Guido Marini, pronunció el Extra omnes! (¡Todos fuera!), para que salgan todos las personas ajenas a la elección del nuevo Papa.

El resultado de ayer coincidió con los de los últimos 150 años, en las que ningún Pontífice fue elegido en la primera votación, considerada de puro tanteo, al igual que la segunda. Los dos pontífices que desde 1846 fueron designados rápidamente –León XIII y Pío XII- tuvieron que esperar hasta el tercer escrutinio.

El propio Joseph Ratzinger se tuvo que conformar en el cónclave de 2005 con la cuarta votación para ser nombrado P apa. Las divisiones entre los cardenales encargados de la elección, provocadas por las luchas internas, seguramente alargarán la decisión.

Hasta el momento se han formado dos grupos claramente diferenciados, con dos candidatos Angelo Scola, arzobispo de Milán, y Odilo Pedro Scherer, arzobispo de Sao Pablo. El primero es considerado el sucesor de Joseph Ratzinger.

Los dos parten como favoritos. El italiano contaría con el apoyo de los cardenales que están a favor de una profunda reforma de la curia y a una operación de limpieza en la cúpula de la Santa Sede que ponga fin a las luchas de poder y a las corrupciones reveladas en los últimos meses por el ‘Vatileaks’, el escándalo que sacó a la luz decenas y decenas de documentos reservados del Vaticano.

El brasileño, por su parte, sería el favorito de buena parte de los cardenales de curia, de los que abogan porque se mantenga el status quo en el aparato de gobierno de la Iglesia. Es decir, la opción que promueve el secretario de Estado, Tarcisio Bertone, y el cardenal decano, Angelo Sodano.

Si hoy no se produce la elección del nuevo Papa, los vaticanistas consideran que aumentarán las posibilidades de que sea elegido un tercer candidato sorpresa, alguien que no parte como favorito, ya que los dos grandes grupos tendrían que ceder y tratar de buscar un candidato alternativo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD