Gadafi financió a Sarkozy

La aparición de un documento de los servicios secretos libios amenaza liquidar el afán reeleccionista del presidente Nicolás Sarkozy, pues comprobaría que el entonces dictador libio Muamar Gadafi financió su campaña presidencial en 2007.

Por Diario La Primera | 29 abril 2012 |  1.8k 
Gadafi financió a Sarkozy
A una semana de los comicios aparece documento que podría terminar con la carrera política del presidente francés.
1816  

Sacado a la luz por exaltos funcionarios del régimen libio, el documento recoge la autorización del régimen de Gadafi para financiar con 50 millones de euros la campaña de Sarkozy. Según la página web Mediapart.fr, el documento data del 10 de diciembre de 2006 y en el mismo el responsable de los servicios secretos libios, Moussa Koussa, da luz verde al director del gabinete de Gadafi, Bachir Saleh, para ejecutar el pago.

En el texto, Koussa alude a reuniones previas con Brice Hortefeux, entonces secretario de Estado de Colectividades Territoriales, hombre cercano a Sarkozy y director de la campaña que lo llevó a la presidencia. Koussa fue también canciller de Gadafi, antes de desertar y partir a Europa antes de la caída del régimen.

NEGOCIOS SUCIOS
El jefe del espionaje libio involucró también a Ziad Takieddine, empresario francolibanés implicado en otros casos turbios. Al dar luz verde a las “instrucciones” para la aprobación del apoyo, Koussa señala: “Confirmamos el acuerdo de principio”, al referirse a una reunión sostenida el 6 de octubre de 2006 con Hortefeux y Takieddine, en el transcurso de la cual “se acordó el monto y el modo de pago”.

Tras la divulgación del informe, algunos observadores recordaron que antes de la invasión de Libia, el dictador amenazó a Sarkozy con sacar a la luz documentos que probaban que había financiado su campaña. El 12 de marzo, Sarkozy calificó de “grotesco” un eventual financiamiento.

De acuerdo a Mediapart.fr, Takieddine, un personaje implicado en la financiación ilegal de la campaña del exprimer ministro Édouard Balladur, organizó en 2005 una visita oficial de Sarkozy a Trípoli cuando éste era ministro del Interior, junto a sus colaboradores Brice Hortefeux y Claude Guéant.

Hortefeux, vicepresidente de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), fue el sucesor de Sarkozy como responsable de Interior cuando éste llegó al Elíseo, mientras Guéant, que era entonces el jefe de Gabinete, acabó sucediendo a Hortefeux como ministro el año pasado.

Hace dos meses, una nota que comprometía al Presidente en el caso fue entregada a los policías que investigan a Takieddine por Jean-Charles Brisard, antiguo colaborador de Balladur y director de una agencia de detectives privados.

El documento contenía las iniciales de Sarkozy y de Hortefeux, e incluye referencias a una cuenta suiza de la hermana de Jean-François Copé, secretario general de la UMP, y a una supuesta empresa de Hortefeux con sede en Panamá.

La nota está encabezada por estas palabras: “Modalidades fin [por financiación] campaña NS+BH acordadas durante la visita a Libia del 6-10-2005”. Y al final del texto concluía: “Financiación campaña completamente arreglada”.

HUELLAS
Al ser consultado, Hortefeux confirmó a Mediapart que viajó a Trípoli con Sarkozy el 6 de octubre de 2005, pero que “jamás se trató la cuestión de la financiación política, ni de cerca ni de lejos”. Sobre la sociedad panameña que supuestamente le pertenece, Hortefeux afirmó: “No sé qué es”.

Según Mediapart, el viaje oficial de Sarkozy a Libia fue organizado por Takieddine, según atestiguan algunas de las numerosas notas que éste envió a Claude Guéant entre 2003 y 2008. Muchas copias de esos archivos fueron sacadas del ordenador y entregadas a la justicia por la exesposa de Takieddine.

El 12 de octubre de 2011, el mediador confirmó al juez Renaud Van Ruymbeke que sus notas personales sobre Siria, Arabia Saudí, Libia y Líbano “eran reales” y “fueron enviadas” por él mismo “a Guéant para que se las transmitiera al ministro (Sarkozy), a quien llamaba el jefe”.

En marzo pasado, el diario Libération informó que la venta de un sistema de espionaje por Internet a Libia pudo servir para financiar la campaña de Sarkozy, el presidente que tiene ahora las barbas puestas en remojo.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario