Francia conmocionada

El presidente Nicolas Sarkozy intenta aprovechar al máximo los sucesos que conmocionaron Francia y que concluyeron con la muerte de Mohamed Merah, el joven simpatizante de la red Al Qaeda que asesinó a siete personas, entre ellas tres niños de origen judío.

| 25 marzo 2012 12:03 AM | Mundo | 1.2k Lecturas
Francia conmocionada
Sarkozy quiere aprovechar el atentado con fines electorales.
Tras la muerte de Merah, Sarkozy intenta revertir su posición en las encuestas.
1264

Las matanzas alejaron por unos días el debate de los problemas económicos del país, hecho que significó un alivio para el mandatario que busca afanosamente la reelección en una votación en dos etapas prevista para los meses de abril y mayo. Los sondeos indican que dos tercios de los votantes aprobaron el manejo de la crisis.

Su rival, el candidato socialista François Hollande, advirtió que hubo faltas graves en los servicios de seguridad, ya que el atacante estaba bajo observación después de los viajes que emprendió a Afganistán y Pakistán.

Tras reunirse con sus ministros y jefes de la policía para analizar los hechos, Sarkozy se mostró satisfecho de los resultados y expresó su confianza en que la tranquilidad volverá a su país. Pero en una entrevista con un diario francés fue más allá y se mostró convencido de su victoria electoral sobre el favorito de las encuestas, François Hollande.

ELECTORERO
“Voy a ganar, y te voy a decir por qué. Él no es bueno y eso comienza a verse. ¡Hollande es inútil! Es inútil, ¿comprendes? (Ségolne) Royal, pueden decir lo que quieran, pero tenía carisma. Por supuesto, esto te lo guardas para ti”. Sus declaraciones, sin embargo, fueron reveladas por el periodista Philippe Ridet.

Sarkozy asegura que la elección presidencial será la “más sorprendente de la historia” y que ganará “en la línea de meta”, pues la campaña electoral es como un “barco sin quilla, que va en todas direcciones”.

Y a los periodistas y analistas políticos los cuestionó: “… vosotros pertenecéis a otro siglo. Una vez más, os equivocaréis”.

Pese a la seguridad en la victoria, el mandatario también maneja la posibilidad de la derrota que desembocaría en su retirada: “No lo digo por hacer espectáculo. ¿Tú me ves de secretario general de la UMP?”, pregunta. Y luego añade: “Me gustaría llevar a Giulia (su última hija) al colegio. Está justo al lado de casa. Y cuando paso delante y veo a padres de familia esperar, me digo, voilà, mis futuros colegas”.

ENCUESTAS
Su gestión de la crisis más grave de las últimas décadas en Francia, no aparece todavía en los sondeos. Algunas encuestas de las últimas semanas lo colocan en primer lugar con escasa ventaja en primera vuelta, pero todas coinciden en que Sarkozy perdería en la segunda vuelta ante Hollande.

Pese a la grita de la candidata de la extrema derecha, la gran sorpresa de las encuestas de esta semana es que Jean-Luc Mélenchon, el candidato de la izquierda radical, supera en intención de voto a Marine Le Pen, la presidenta del Frente Nacional, y se proyecta como el tercero en disputa aunque lejos de los favoritos.

Esa es una sorpresa, pues hasta antes de la irrupción del asesino de Al Qaeda, la campaña electoral estuvo marcada por Sarkozy con sus intentos de aproximarse al electorado de extrema derecha del Frente Nacional. Sus ataques a los migrantes fueron sostenidos.

RACISMO
La gente recuerda la prohibición para que las chicas lleven el velo islámico en las escuelas, las altas tasas de desempleo entre los jóvenes descendientes de magrebíes, la represión policial en los barrios periféricos de las principales ciudades, todo ello contribuyó a una oleada de racismo. Tras la crisis, el Presidente hizo llamados a la unidad pero la gente no olvida tan rápidamente.

Hay quienes recuerdan que los asesinatos del lunes pasado en la escuela judía de Toulouse se produjeron en el cincuenta aniversario del final de la guerra por la independencia de Argelia, una guerra que mantiene vivo el legado del racismo y el colonialismo en Francia.

GUERRAS
Otros temas que tienen que ver con la política internacional, las recientes guerras en Afganistán, Iraq y Libia, fueron justificadas como la alternativa para acabar con el terrorismo. Pero el terrorismo no se ha reducido. Las ocupaciones de países musulmanes, la incapacidad para resolver la cuestión palestina, las amenazas a Irán y el creciente número de civiles muertos en Afganistán, exacerban a muchos, como Merah.

No pocos expertos en temas de seguridad lo habían advertido, pero los gobiernos hicieron caso omiso a la señal por razones políticas. La exdirectora del MI5, Eliza Manningham Buller, advirtió al gobierno británico que esas guerras exacerbarían el terrorismo en vez de apagarlo.

Muchos piensan que una forma de acabar con los ataques terroristas es tratar de encontrar una solución política a los problemas que la generan. Difícilmente Sarkozy o alguno de sus pares esté pensando en ello.



POLICÍA INTERROGA AL HERMANO DE MERAH
Abdelkader Merah, hermano de Mohamed Merah, y su novia fueron trasladados a la sede de la Policía Antiterrorista, en las afueras de París. Horas antes, dijo “sentirse muy orgulloso” de su hermano y confesó haber estado presente en el robo de la scooter que el asesino utilizó para sus crímenes.

Los oficiales de policía revelaron que el joven era profundamente religioso y que había obligado a su madre a usar hiyab (velo islámico). La policía trata de determinar si también colaboró con su hermano para obtener las armas con las que cometió sus matanzas.

Se sabe que Abdelkader y una hermana estudiaron el Corán en Egipto el 2010. La policía había encontrado en el pasado vínculos entre ellos y un grupo islamista radical con base en el sur de Francia, liderado por un francés nacido en Siria, apodado “El emir blanco”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD