Elecciones jaqueadas

La transición democrática egipcia está amenazada tras la anulación de las elecciones legislativas ganadas por los Hermanos Musulmanes, cuyo candidato Mohamed Mursi se enfrenta en la elección presidencial con Ahmed Shafiq, el último ministro de la dictadura, depuesta por una rebelión popular.

Por Diario La Primera | 16 jun 2012 |    
Elecciones jaqueadas
En medio de la creciente amenaza militar egipcios eligen entre candidato islamista y exministro de Mubarak

La decisión de la Corte Constitucional de invalidar los resultados de los comicios legislativos por un vicio de forma en la ley electoral, fue calificada por los islamistas y por las fuerzas políticas revolucionarias como un verdadero “golpe de Estado” orquestado por el ejército.

El que la Asamblea quede fuera de juego le permite al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA) recuperar el poder legislativo, como ocurrió tras la caída de Mubarak en febrero de 2011 y la primera sesión del nuevo Parlamento un año más tarde.

“El guión de la contrarrevolución está bastante claro a través de una serie de episodios que pasan por las absoluciones en el proceso de Mubarak (el 2 de junio), la decisión de dar a la policía militar y a los servicios secretos militares el poder de detener a los civiles y finalmente la invalidación del Parlamento”, declaró un colectivo de partidos de izquierda laicos y liberales.

No obstante, Mursi, el candidato de los Hermanos Musulmanes anunció que respetaba la decisión de la Corte, que también invalidó una ley que privaba a los líderes del antiguo régimen de sus derechos cívicos, permitiendo así a Shafiq, permanecer como postulante a la presidencia.

“El pueblo egipcio que eligió en la libertad y la transparencia a sus diputados está en condiciones de reelegir a otras personas que protegerán los logros de la revolución que algunos quieren confiscar”, declaró el presidente de la Asamblea del Pueblo, el islamista Saad Ketatni.

“El pueblo está bien determinado a proteger su revolución contra los corruptos del antiguo régimen”, insistió Mursi. En tanto, Shafiq, que llegó en segunda posición en la primera vuelta, multiplicó las promesas de “reconstruir un Estado y una economía modernos”, “iniciar grandes proyectos para reducir el desempleo” y “garantizar las libertades individuales y de la prensa”.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.