El pueblo en las calles

Ondeando banderas y entonando lemas de combate, miles de partidarios del depuesto presidente Manuel Zelaya llegaron a Tegucigalpa para reclamar su restitución, tras recorrer miles de kilómetros desde diferentes puntos de la nación centroamericana.

Por Diario La Primera | 12 ago 2009 |    
El pueblo en las calles
El pueblo no arría sus banderas y continúa luchando.
Miles reclaman el retorno de Zelaya y anuncian boicot a elecciones hondureñas.

Más datos

BARACK OBAMA

“Quienes dicen que Estados Unidos no ha intervenido lo suficiente en Honduras son los mismos que afirman que siempre estamos interviniendo y que los yanquis deben irse de América Latina”, comentó a modo de disculpa.

En un nuevo intento de presionar a los golpistas encabezados por Roberto Micheletti, los manifestantes anunciaron que profundizarán las acciones de resistencia en todo el territorio nacional, incluyendo el boicot a las elecciones del 29 de noviembre.

El llamado a desconocer las elecciones solo será levantado tras la restitución de Zelaya, ya que "es el único medio de validar los resultados que se obtengan, con la observación y el reconocimiento de la comunidad mundial", declaró el Frente Nacional contra el Golpe de Estado.

Los manifestantes además extenderán las acciones de protesta para afectar el desenvolvimiento de las operaciones comerciales de empresas promotoras, financiadoras y ejecutoras del golpe militar.

"Queremos que regrese Mel", clamaban los pobladores mientras se dirigían al custodiado Palacio Presidencial, en el que despacha Micheletti. Entre ellos se encontraban la esposa y la hija de Zelaya. Hortensia Castro y Xiomara Zelaya.

Mientras tanto, las negociaciones para la solución a la crisis permanecían estancadas, luego que los golpistas rechazaran la visita de una delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la propuesta del presidente costarricense, óscar Arias, para el retorno de Zelaya al poder.

Avalados por los grupos de poder que controlan el país, Micheletti y sus esbirros se niegan a aceptar los reclamos de la comunidad internacional para el retorno a la democracia.

En esa actitud juega un papel de importancia la displicencia del gobierno norteamericano, que a través de Barack Obama declaró que no puede hacer mucho por revertir la situación y calificar de “hipócrita” el reclamo para una acción más enérgica.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.