El Papa intenta frenar el escándalo

El Papa Benedicto XVI cuestionó la cobertura de la prensa tras la filtración de documentos secretos en la Santa Sede y negó de manera implícita las disputas en la jerarquía católica, señalando que el trato mediático de los hechos da una imagen de la Iglesia que “no corresponde a la realidad”.

Por Diario La Primera | 31 may 2012 |    
El Papa intenta frenar el escándalo
Por primera vez se refiere a la difusión de informaciones internas y culpa a la prensa de desinformar sobre los hechos.

“Se han multiplicado inferencias amplificadas por algunos medios de comunicación, totalmente gratuitas, que han ido más allá de los hechos, ofreciendo una imagen de la Santa Sede que no corresponde a la realidad”, dijo el Papa tras una audiencia.

De ese modo, descartó desavenencias con el secretario del Estado Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, diciendo que desea renovar la “confianza y aliento” a sus colaboradores más cercanos y a todos los que “cotidianamente, con fidelidad, espíritu de sacrificio y en silencio ayudan” en el cumplimiento de su ministerio.

La detención de Paolo Gabriele, el mayordomo del Papa, desató una serie de especulaciones sobre las razones de la filtración. Los informantes indicaron que el interés que los motivaba era limpiar la Santa Sede de personajes corruptos y apoyar al sumo pontífice en esa tarea.

Uno de los informantes, cuyo nombre no fue revelado, dijo al diario La Repubblica que hay filtradores entre los cardenales, pero como la Secretaría del Estado no podía denunciar esto, arrestaron al ayudante de cámara que solo entregaba las cartas.

Según el vocero de la Santa Sede, Federico Lombardi, ni cardenales ni una mujer están detrás de este caso. “Las especulaciones de los medios informativos es algo que puede dañar a la Iglesia y poner a prueba la confianza en ella y en la Santa Sede”, comentó.

En enero pasado, la prensa italiana divulgó documentos confidenciales sobre escándalos en el Vaticano, que confirmaron la lucha interna por el cumplimiento de las normas sobre la transparencia en la Santa Sede. Tras esta situación, Benedicto XVI creó una comisión formada por tres cardenales, Julián Herranz, Josef Tomko y Salvatore De Giorgi, para investigar la fuga de documentos.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.