El FMLN se impone en elecciones salvadoreñas

Mauricio Funes, candidato a la presidencia por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), marchaba a la cabeza del conteo de votos electorales en El Salvador, con lo que pondría fin a 20 años de hegemonía de la Alianza República Nacionalista Arena (Arena), su antiguo rival en la guerra civil que ensangrentó al país centroamericano.

Por Diario La Primera | 16 mar 2009 |    
El FMLN se impone en elecciones salvadoreñas
El periodista izquierdista puso fin a 20 años de hegemonía derechista al obtener el 51.28 % de votos válidos.
Los primeros resultados dan como ganador a Mauricio Funes.

De acuerdo a los primeros resultados de las Juntas Receptoras de Votos en la Feria Internacional de Exposiciones, el mayor centro de votaciones del país, el candidato del FMLN tenía amplia ventaja sobre su contendor Rodrigo Ávila.

En departamentos como San Miguel y Santa Ana, los informes indicaban que el Frente se imponía sin problemas mientras que miles de personas se lanzaban a las calles para festejar el triunfo.

El posible ganador de las elecciones presidenciales en El Salvador, afirmó que incrementará el gasto social para atender a la población en extrema pobreza y dijo que los cambios que propone no generan inestabilidad, porque mantendrá el esquema económico basado en la economía social de mercado.

“No se trata de una ruptura con el sistema económico y jurídico existente en el país. Se trata de un cambio en el modelo de gestión pública”, dijo al denunciar que en el gobierno de Arena predominó un modelo excluyente, en el que las decisiones se impusieron sin la consulta debida, favoreciendo a pequeños grupos de interés.

Funes afirmó que su gobierno va a mantener la estabilidad económica, pero se cuidó de decir que ningún gobierno que asuma el 1 de junio va a poder hacer sostenible el desarrollo económico del país si no incrementa el gasto social.

El candidato del FMLN aseguró que el pueblo “se ha volcado a apoyar el cambio” tras ejercer su voto acompañado de su esposa, Wanda Pignato, en una jornada caracterizada por la masiva asistencia de votantes, lo que a su juicio demuestra que los salvadoreños “están confiando en los instrumentos de la democracia”. Funes se comprometió a ejercer un gobierno de unidad nacional y aseguró que sólo su partido es capaz de reducir la polarización y enfrentar los retos para el país, afectado por la crisis económica global.

La victoria del FMLN desalojó del poder a la derecha que gobierna desde hace 20 años. Incluso, el candidato de Arena, el ex jefe de policía Rodrigo Ávila, reconoció haber disparado contra guerrilleros durante la sangrienta guerra civil que vivió el país entre 1980 y 1992.

El inminente triunfo de Funes provocó reacciones negativas del algunos congresistas norteamericanos, como Dana Rohrabacher y Connie Mark, que temen que El Salvador se convierta rápidamente “en un satélite y en un procurador de Venezuela, Rusia y quizás Irán”.

Incluso reclamaron que se ponga fin al Estatuto de Protección Temporal (TPS), que brinda amparo migratorio y permisos de trabajo a más de 200.000 salvadoreños, así como incrementar el control del envío de remesas.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.