EEUU ahuyenta el “abismo fiscal”

El presidente Barack Obama anunció el primer acuerdo en 20 años para subir los impuestos a “los millonarios y multimillonarios” y llamó a los republicanos de la Cámara de Representantes a que aprueben el texto para que EEUU pueda salir del “abismo fiscal”, que precipita el alza de impuestos a todos los contribuyentes.

| 02 enero 2013 12:01 AM | Mundo | 780 Lecturas
El Senado aprueba acuerdo presupuestal pero falta que Cámara de Representantes refrende el texto
780

“Aunque ni demócratas ni republicanos consiguieron todo lo que querían, este acuerdo es lo correcto para nuestro país”, dijo el presidente en un comunicado después de que el Senado aprobara el texto. El alza de impuestos está en vigor desde ayer, pero el “abismo fiscal” podría durar sólo unas horas con la aprobación de una ley que baje los impuestos que acaban de subir.

El Senado, de ajustada mayoría demócrata, votó pasadas las dos de la madrugada y aceptó el texto por amplia mayoría (89-8). Pero la rebaja de los impuestos y el retraso de los recortes del gasto público un par de meses entrarán en vigor sólo cuando reciban el apoyo de la Cámara de Representantes, de mayoría republicana.

La sesión de la Cámara comenzó sin que se sepa todavía si su presidente, el republicano John Boehner, la someterá a votación, y después de que el capellán de la cámara pidiera una “intervención divina” que saque a Estados Unidos de su crisis fiscal. “Los estadounidenses están muy divididos en opiniones e intereses”, apuntó en su plegaria de apertura el capellán Patric J. Conroy, un sacerdote jesuita que pidió la “intervención divina” en el debate mientras EE.UU. permanece suspendido, técnicamente, en una crisis fiscal.

En una negociación a la carrera, los líderes demócratas y republicanos cerraron un acuerdo de mínimos para evitar la subida de impuestos y los recortes del gasto que podrían llevar a EEUU a la recesión este año. Según el pacto, sólo los hogares que ingresen al año más de 450.000 dólares (unos 340.000 euros) pagarán más a Hacienda.

Aunque ya ha cedido, en medio de los debates, Obama presumió que los republicanos al menos aceptan subirle los impuestos a unos pocos y aseguró que no apoyará recortes en las ayudas a los ancianos o los estudiantes “sin pedirles el mismo sacrificio a los millonarios”. “Tiene que haber un equilibrio compartido... Al menos mientras yo sea presidente. Y voy a ser presidente los próximos cuatro años”, dijo en la Casa Blanca.

Sus comentarios o el hecho de que apareciera rodeado de seguidores aplaudiendo como en un mitin gustaron poco a los republicanos del Congreso. El senador John McCain acusó a Obama de “ridiculizar” a la oposición.

El hombre clave para pacificar a ambos partidos fue el vicepresidente Joe Biden. Después de dormir cuatro horas, logró convencer a los líderes republicanos a primera hora de la mañana y acabó de madrugada con una sesión de más de dos horas con los demócratas en el Senado poco satisfechos con el pacto. “Soy Joe Biden. Y soy vuestro colega”, les dijo a los senadores demócratas. La idea de llamar a Biden fue del republicano líder de la minoría, Mitch McConnell. Ambos se llevan bien, se conocen desde hace más de dos décadas y ya han forjado antes compromisos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD