Ecos del cacerolazo

“Ni me quitó el sueño el día de ayer, ni me lo quita hoy”, sostuvo el senador Aníbal Fernández sobre la marcha del 8 de noviembre. También opinaron desde el oficialismo el legislador y dirigente del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro; el gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera; el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y el filósofo e integrante de Carta Abierta Ricardo Forster. Todos coincidieron en que fue la expresión de un “sector minoritario” de la sociedad y criticaron lo poco claro del mensaje de la marcha.

| 11 noviembre 2012 12:11 AM | Mundo | 623 Lecturas
Ecos del cacerolazo
Más allá del triunfalismo opositor y del contento conservador en América Latina, el masivo cacerolazo no ha asustado a los seguidores de Cristina Fernández
623

El senador Aníbal Fernández afirmó que “no hay una comunidad de ideas, una unidad de concepción respecto de a dónde iban y por qué estaban yendo”. Argumentó que lo único que une a los manifestantes sería el rechazo a las políticas que lleva adelante el kirchnerismo.

“Nos vemos en octubre del año que viene –agregó– discutiendo en las elecciones por ver quién es el que sigue adelante con las políticas públicas.” A Fernández los cacerolazos, por ahora, “no le quitan el sueño”.

El diputado bonaerense Chino Navarro reconoció que “fue una marcha importante” de un sector opositor, lo que “representa un salto de calidad para la democracia”. No obstante, para el legislador oficialista no son los reclamos de toda la Argentina, sino que apenas los del “8 o 7 por ciento de la población”.

Además, los cacerolazos tienen un límite en su “falta de plan de gobierno” ya que “no encuentran en la oposición propuestas concretas, un programa económico o liderazgo”.

El presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, declaró que las expresiones del 8N tuvieron raíz en “sentimientos negativos”, lo que “no les hace bien a la Patria, ni a fortalecer las instituciones democráticas”. Los fundamentos “deben ser –concluyó– los valores y el liderazgo”.

Por su parte, el filósofo Ricardo Forster observó un “volumen interesante” aunque “no histórico” de personas en el cacerolazo. “Gente que –según Forster– no sabe lo que quiere para el país.”

No obstante, añadió que existe una “distancia” considerable entre las demandas de los manifestantes y la posibilidad concreta de una “construcción política para hacerse cargo” de esos reclamos. Por último, señaló como un error el uso del rechazo a la reelección como eje, porque es “anticiparse” al ser “inimaginable una reforma sin un amplio acuerdo que involucre a casi la totalidad de las fuerzas políticas”.

En La Rioja, la concurrencia al 8N convocado en la capital provincial y en Chilecito fue escasa. El gobernador Beder Herrera lo atribuyó a que ningún sector deseaba “quedar pegado a la derecha golpista”. Explicó que “hay problemas, pero este modelo contiene a los más humildes” por lo que solo se manifestó la gente “de mayor poder adquisitivo”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
0.559437990189