Derrocado presidente de Egipto muy grave de salud

El depuesto presidente egipcio, Hosni Mubarak, que cumple una condena a cadena perpetua en la prisión de Tora, sufrió dos paros cardíacos y perdió el conocimiento en varias ocasiones, según informaron autoridades de la prisión.

Por Diario La Primera | 12 jun 2012 |    
Derrocado presidente de Egipto muy grave de salud
OPOSICIÓN LO NIEGA

“Su corazón se detuvo dos veces y los médicos debieron recurrir a un desfibrilador”, dijeron los médicos. Mubarak corre el riesgo de sufrir una embolia debido al deterioro de su salud que lo afecta desde su ingreso a prisión, confirmaron anteayer varias fuentes de la agencia estatal de noticias egipcia Mena. El estado del exmandatario, de 84 años, derrocado hace más de un año, empeoró notoriamente desde su traslado a la prisión, mudanza que se produjo tras ser condenado por la muerte de 850 manifestantes durante las revueltas en el marco de la llamada “primavera árabe”, que llevaron a su caída en febrero de 2011. Sin embargo, los sectores opositores que derrocaron al exhombre fuerte egipcio creen que su estado de salud no es tan grave, y que constituye más bien una estrategia para conseguir que vuelva a ser ingresado en un hospital militar.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.