Definen salvataje italiano

Con los preparativos para la formación de un gobierno tecnocrático, ayer el excomisario de la Unión Europea, Mario Monti, próximo a ocupar el sillón del saliente primer ministro Silvio Berlusconi, inició el camino para restaurar la confianza de los mercados en las finanzas públicas de Italia.

| 15 noviembre 2011 12:11 AM | Mundo | 628 Lecturas
Definen salvataje italiano
Recortes y despidos son moneda común en ambos países.
Nuevo primer ministro Mario Monti inició formación de próximo gobierno. Mientras, griegos no se ponen de acuerdo con receta de rescate financiero.
628

“Monti habló sobre un programa significativo con muchos sacrificios”, dijo Francesco Nucara, un legislador de uno de los pequeños grupos parlamentarios involucrados en las conversaciones, luego de reunirse con el designado primer ministro.

Giorgio Napolitano, presidente italiano, llamó a un esfuerzo extraordinario para apoyar a Monti y recuperar la confianza de los mercados internacionales, recordando que Italia tiene que refinanciar unos 200.000 millones de euros en bonos para fines de abril.

Sobre todo porque una vez que pase el impulso inicial por su nombramiento, Monti deberá pilotear la intrincada política italiana, en medio de claras señales de desconfianza de la centroderecha.

MEDIDAS IMPOPULARES
Se prevé que Monti, defensor del libre mercado, diseñará un programa de políticas para cumplir con las demandas de los socios europeos.

Monti habló varias veces sobre su apoyo a controlar las finanzas públicas y aplicar políticas favorables al mercado, como impulsar la competencia, liberar profesiones cerradas y bajar la carga impositiva sobre el empleo.

Sin embargo, avanzar con reformas dolorosas como la elevación de la edad de jubilación o el alivio de medidas de protección laborales pondrán a prueba el apoyo a un gobierno que no fue electo democráticamente, por lo que se especula que Monti no llegará a las próximas elecciones en el cargo, programdas recién para el 2013.

EL CAMINO GRIEGO
Por su parte, los griegos viven su propio infierno, y ayer el partido conservador anunció que rechazaría nuevas medidas de austeridad a cambio de la ayuda que permitiría evitar la bancarrota, dejando en claro que el nuevo gobierno de coalición podría no contar con el apoyo multipartidario que reclaman los prestamistas.

Antes de un debate en el nuevo Gabinete griego, el líder del partido conservador Nueva Democracia, Antonis Samaras, aseguró que no respaldará ningún nuevo ajuste.

Una mezcla de recortes del gasto con subas impositivas acordada con los prestamistas internacionales de Grecia debe ser modificada para promover mejor el crecimiento, afirmó.

Otro partido de la coalición -la pequeña agrupación de extrema derecha LAOS- también anunció que no apoyará nuevos recortes de salarios o jubilaciones. “Coincido con los objetivos de recortar el gasto del gobierno (...) reducir la deuda, eliminar el déficit, hacer cambios estructurales. No estoy de acuerdo con cualquier cosa que estanque el crecimiento”, sostuvo a los legisladores de su partido.

En particular, dijo que no apoyará una promesa de respaldar las condiciones para recibir un rescate de 130.000 millones de euros, como demanda el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, Olli Rehn.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD