Crisis sin salida

Las conversaciones para desentrampar la crisis hondureña llegaron a un punto muerto tras las reuniones sostenidas en la capital costarricense entre representantes del mandatario Manuel Zelaya y el golpista Roberto Micheletti, entrampamiento que lleva a pensar que la lucha en las calles decidirá el futuro del país centroamericano.

Por Diario La Primera | 11 julio 2009 |  411 
Crisis sin salida
El pueblo resolverá la crisis en el país centroamericano.
Fracasa mediación intentada por conservador Oscar Arias: Presidente golpista no quiere renunciar.
411  

En Santo Domingo, el presidente Zelaya declaró que el pueblo tiene derecho a la insurrección frente a un gobierno de facto e ilegal. Tras reunirse con su homólogo, Leonel Fernández, indicó que desde el golpe de Estado el hilo constitucional se perdió.

En solidaridad con Zelaya, Leonel Fernández expresó: "No queremos que lo que pasó en Honduras sea el espejo de lo que pase en Latinoamérica (...) pedimos que se restituya la institucionalidad".

En tanto, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que las conversaciones de Costa Rica para poner fin a la crisis política estaban "muertas" antes de comenzar, y aseguró que Estados Unidos cometió un "fatídico error" al apoyar las negociaciones.

“Lo que tenían que hacer es meterlo preso (al golpista Micheletti), hay una resolución de la OEA, otra de Naciones Unidas y otros bloques (...) es un gravísimo error de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, avalar ese diálogo", dijo.

El secretario de la OEA José Miguel Insulza, también expresó su escepticismo. "No creo que esta vez vayamos a ver humo blanco... Hay una falta de voluntad para discutir las cosas", dijo, a tiempo de señalar que todo se puede negociar menos el retorno de Zelaya a la Presidencia.

En tanto, las delegaciones de Zelaya y Micheletti reanudaron el diálogo y el canciller costarricense Bruno Stagno dijo que aún hay esperanzas de dar con alguna salida a la crisis que vive Honduras, pese a lo cual el escepticismo es generalizado.

La comitiva del gobierno de facto es encabezada por Arturo Corrales, ex candidato presidencial del Partido Demócrata Cristiano. La de Zelaya, por la canciller Patricia Rodas.

El golpe fue cuestionado por el relator especial de la ONU sobre la independencia de jueces y abogados, Leandro Despouy, quien calificó como inadecuado el desempeño de la Corte Suprema en los actos previos al golpe de Estado. Denunció también actos cuestionables como la detención de José Murillo, padre del joven que murió el domingo en el aeropuerto de Tegucigalpa.

Referencia
Propia

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario