Carta a Barack Obama

Excelentísimo señor

Presidente de los Estados Unidos de América,
Barack Obama.


Señor presidente:


Lo saludo con todo respeto y me dirijo a usted con motivo de su reciente triunfo electoral y el advenimiento del Año 2013. No solo quiero felicitarlo por su triunfo sino también manifestarle que cuando usted salió elegido en su primer período nunca el mundo entero sintió tanta alegría y jamás los pueblos exteriorizaron tanta esperanza, a tal punto que al poco tiempo la Academia Sueca de la Fundación correspondiente le otorgaría el Premio Nobel de la Paz, que tanto se parece a un premio a la justicia, un premio a la verdad, a la belleza de la vida, en la confianza de que sería ese el camino trazado por su gobierno que se deducía del programa electoral.


| 06 enero 2013 12:01 AM | Mundo | 722 Lecturas
OPINIÓN
722

Sucede que se encuentran en cárceles de los Estados Unidos cinco cubanos que no cometieron otro delito que tratar de impedir, denunciando ante las autoridades competentes, a los posibles autores que se proponían realizar actos terroristas, ocasionando nuevamente destrucción y muerte de personas inocentes, como ya había ocurrido otras veces. En setiembre de este año cumplirán quince años de prisión. Están sentenciados mediante procesos en los que se festinaron algunos derechos de los acusados. Noam Chomsky habla “de una condena brutal que es difícil de hablar de ella” y es usted, señor presidente, el único que puede reparar esta injusticia indultándolos. Usted que es tan amoroso con sus pequeñas hijas y tan entregado a su núcleo familiar. Desde muchas partes del mundo le está llegando esta petición. Llevan ya los prisioneros tantos años separados injustamente de sus familiares, madres, esposas, hijos. Usted como padre de familia puede comprender y sentir el dolor que sufren estos seres inocentes solo de pensar que jamás podrán ver a sus seres queridos y con los consecuentes daños físicos y psíquicos. Niños que están creciendo sin sus padres, madres con su dolor a cuestas sentenciadas a una constante tortura, esposas desoladas y solas.

Señor Presidente Barack Obama, ahora que se inicia su segundo gobierno no les niegue la felicidad de que vuelvan los prisioneros a sus hogares.

Le reitera su saludo desde el Perú, muy cordialmente


Arturo Corcuera
Poeta.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...