Bolivia pide apoyo a ONU para investigar violencia

El gobierno del presidente boliviano Evo Morales convocó a la Organización de las Naciones Unidas para que sea parte de una comisión internacional, la cual investigará los hechos de violencia protagonizados por la policía local contra una manifestación de indígenas que rechazaban la construcción de una carretera interdepartamental.

| 28 setiembre 2011 12:09 AM | Mundo | 720 Lecturas
Bolivia pide apoyo a ONU para investigar violencia
Evo Morales ofrece investigación transparente.
Evo Morales anuncia comisión investigadora para dar con responsables de violencia policial contra indígenas, que protestaban contra construcción de carretera.

Más datos

El gobierno de Evo Morales envió una carta a la Confederación de Pueblos del Oriente Boliviano (Cidob), impulsora de las protestas, para convocarlos al diálogo, hecho que se produjo en nueve ocasiones.
720

Desde el Palacio Quemado, sede del Ejecutivo boliviano, el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, anunció que el grupo de trabajo también estará integrado por un representante del gobierno y de la Defensoría del Pueblo.

Esta comisión debe indagar acerca de las responsabilidades individuales de los procedimientos violentos que usaron los efectivos policiales en la localidad de Yucumo (departamento de Beni) contra los manifestantes de la movilización que comenzó el pasado 15 de agosto en Trinidad.

En la víspera, el presidente Evo Morales prometió la conformación de la mencionada comisión especial, integrada por organismos nacionales e internacionales, y anunció la suspensión de la construcción de una carretera que iba a atravesar una reserva amazónica en el centro del país. También negó tener responsabilidades en la violenta actuación de la policía.

“Quiero salvar una responsabilidad ante la historia y ante el pueblo boliviano, y especialmente ante los dos departamentos (afectados, Beni y Pando). Mientras haya este debate queda suspendido el proyecto de carretera en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS)”, afirmó Morales, quien desmintió en todo momento haber ordenado tal proceder.

El mandatario boliviano calificó como “imperdonable” la acción de la policía. “No comparto la medida de intervención de la marcha que ha asumido el gobierno y no puedo defender o justificar la misma”, aseguró el jefe de Estado.

Además recordó que el sábado los participantes en la movilización impulsada por la Confederación de Pueblos del Oriente Boliviano (Cidob) secuestraron al canciller David Choquehuanca y lo obligaron a caminar hasta romper el primer cerco policial.

Mientras tanto, el ministro de gobierno, Sacha Llorenti, señaló como responsable de la violencia policial contra los indígenas al viceministro de Régimen Interior, Marcos Farfán, quien dimitió a su cargo. Llorenti sostuvo que los sucesos se debieron al consejo de “malos” mandos policiales, a quienes prometió sancionar.

Además de Llorenti, también dejaron sus puestos en el gobierno de Morales la directora de Migración, María René Quiroga, y la ministra de Defensa, María Cecilia Chacón.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.880783081055