Atentado de Año Nuevo en Estambul: autor identificado pero prófugo

El autor del atentado que dejó 39 muertos en un centro nocturno de Estambul la noche del Año Nuevo fue identificado, anunció el miércoles 4 de enero el representante del Ministerio de Asuntos Extranjeros turco, Mevlüt Cavusoglu, a la agencia de prensa gubernamental Anatolie. Sin embargo no reveló la identidad del autor del ataque reivindicado por la organización yihadista Estado Islámico (EI) y que permanece prófugo del las autoridades desde el miércoles.

09 enero 2017 12:01 PM | 2.2k Lecturas
Atentado de Año Nuevo en Estambul: autor identificado pero prófugo
Atentado de Año Nuevo en Estambul: autor identificado pero prófugo
Por: Alan Cachay

Más datos

El Ministro de Asuntos Internacionales turco, Mevlüt Cavusoglu, no ha revelado la identidad del sospechoso que permanece prófugo desde el miércoles.
2297

El gobierno turco, calificando la investigación como “muy dura” había ya afirmado el lunes que pistas relativas a las huellas digitales y a la apariencia del asesino habían sido obtenidas. Dieciséis personas fueron detenidas el día martes incluidos la esposa del presunto perpetrador y dos extranjeros intervenidos en el aeropuerto de Ataturk de Estambul según la agencia de prensa Dogan. En total 41 individuos fueron puestos en bajo vigilancia en el marco de la investigación.

La información sobre la identidad del asesino permanece en todavía en medio de la confusión. Un ciudadano kirghiz, Lakhe Macharapov, de 28 años, sindicado a precipitadamente y sin pruebas por los medios como el sospechoso número uno el día martes fue finalmente absuelto.

Un hombre que meticuloso

La única certeza que se tiene es que el hombre que ingresó con un fusil de asalto a la discoteca la noche del uno de enero era un asesino de sangre fría; abrió fuego contra todos usando cargadores dobles siempre apuntando a la parte superior del cuerpo de las victimas para asegurarse de matar el número máximo de personas.

Después de haber ametrallado la sala durante siete minutos, se escondió de inmediato en las cocinas del establecimiento. Es en ese momento que se mudó de ropa antes de salir del club junto con los sobrevivientes dejando en el lugar el arma del crimen, su mochila y un saco que contenía un fajo de billetes turcos.

Su rastro se pierde en Kuruçesme, un barrio de Estambul ubicado no lejos de la escena de los hechos cuando azotó la puerta del taxi que lo transportó desde el centro nocturno. Interrogado por la policía, el chofer del taxi reportó haber dejado allí al perpetrador que no tenía dinero consigo y que no obstante le pidió prestado su celular para hacer una llamada.

Es a partir del número marcado en el teléfono móvil del chofer que la policía pudo iniciar las investigaciones, específicamente, en el populoso y conservador barrio de Zeytinburnu donde el criminal permaneció oculto. Imágenes tomadas por las cameras de vigilancia de localidad antes del la matanza muestran la silueta de un hombre que camina varias veces en círculos antes de tomar un taxi con dirección a la discoteca.

Un departamento alquilado por tres meses en efectivo.

Según la narración adelantada en varios medios de comunicación, el hombre habría venido desde Siria con su esposa y sus hijos para no levantar sospechas. El 22 de noviembre del 2016 la familia se instaló en Konya, una ciudad tradicionalista y religiosa de Anatolie central, en un departamento alquilado por tres meses y en efectivo a través de una agencia de bienes raíces cuyos propietarios fueron puestos banjo vigilancia desde el día martes.

La prensa asegura que la esposa del asesino está actualmente bajo investigación pero ninguna identidad ha sido revelada. Según Abdulkadir Selvi, editor del diario Hürriyet, no hay ninguna duda de que el autor del ataque combatió en Siria por el lado del Estado Islámico; sin embargo el modo de operar fue diferente al de atentados anteriores atribuidos al EI pues esta vez el asesino de la discoteca no portaba un cinturón de explosivos visible y no planeaba morir como un mártir. El hecho de que se haya evaporado en las afueras de la ciudad indica que tiene contactos en el interior del país.

Un hecho diferente: el Estado Islámico que hasta entonces no había reclamado nunca la autoría de los atentados que le fueron atribuidos en suelo turco (en Suruç y Ankara en julio y octubre del 2015 y en el aeropuerto de Estambul el 28 de junio del 2016) reivindicó la matanza de la Nochevieja.

El estado de urgencia extendido por tres meses

La reivindicación se anunció desde la agencia central de la organización y no del órgano de propaganda Amaq, afín a este tipo de reclamaciones. En su comunicado el Estado Islámico señala haber enviado un soldado del califato para castigar a Turquía por su implicación en el conflicto de Siria.

El ejército turco y rebeldes sirios aliados respaldados por la fuerza aérea rusa se comprometieron desde hace semanas con la conquista de Al-Bab, un feudo del Estado Islámico situado a treinta kilómetros de la frontera turco-siria.

Mientras la cacería del sospechoso continuaba, el martes, el Parlamento turco prolongó por tres meses suplementarios el estado de emergencia impuesto después de la tentativa de golpe del 15 de julio del 2016.

Alan Cachay

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital