Arrestos por supuesto complot contra el Papa

Seis hombres fueron arrestados ayer en Londres por un supuesto plan terrorista puesto en marcha a debido a la visita del Papa Benedicto XVI al Reino Unido. Una fuente no identificada habría brindado información a las autoridades londinenses sobre el supuesto complot. Los sospechosos fueron interrogados y sus casas registradas, pero no se ha encontró nada que confirme la veracidad de la denuncia, que fue hecha por teléfono.

Por Diario La Primera | 18 set 2010 |    
Arrestos por supuesto complot contra el Papa
Benedicto XVI habría sido el objetivo de grupos terroristas en su visita a Londres.
Policía en Londres detuvo a seis sospechosos acusados de conspirar para atentar contra Benedicto XVI. El Papa continuó sus actividades con normalidad.

Más datos

DETALLE

Se estima que el costo de la protección brindada al jefe del Estado Vaticano superará el millón de libras esterlinas (más de US$1,5 millones).

La policía tampoco informó sobre las posibles motivaciones detrás del fallido atentado y no está claro si éste estaba dirigido contra el propio Benedicto XVI o contra alguna de las actividades de su visita.

Los hombres, arrestados bajo cargos de terrorismo, parecen ser en su mayoría de origen argelino y todos son empleados de un servicio de limpieza subcontratado por el distrito de Westminster, de la capital británica, donde se celebrarán varias de las actividades papales. El arresto se produjo a las 05:45 hora local (04:45 GMT), cuando se preparaban para iniciar su turno de trabajo.

La visita de Estado de cuatro días de Benedicto XVI inició el jueves, en medio de protestas de grupos que rechazan la postura del Vaticano en temas como los métodos anticonceptivos y los derechos de los homosexuales, así como su manejo de las denuncias de pederastía que han sacudido a la Iglesia Católica en los últimos años.

Y en sus primeras intervenciones, el Papa advirtió sobre los riesgos de “las formas más agresivas de secularismo” e irritó a varias organizaciones humanistas al sugerir que había una relación entre las atrocidades del nazismo y el ateísmo.

El Papa Benedicto XVI tras las detenciones de los seis sospechosos, cumplió escrupulosamente con su agenda dedicada a defender el papel de la religión en la vida pública y la cooperación ecuménica.

El Pontífice, que según el portavoz del Vaticano se encontraba “tranquilo” y con “confianza en la labor policial”, invitó a los líderes de la sociedad civil británica a “buscar medios para promocionar y fomentar el diálogo entre la fe y la razón”, en un discurso en el histórico Westminster Hall, la dependencia más antigua de ‘la madre de todos los parlamentos’.

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.