Angustioso rescate

La desesperación se apoderó de los familiares de los 34 mineros sepultados en la mina San José, a noventa kilómetros de Copiapó, en Chile, luego de que se suspendieran las labores de rescate debido a nuevos deslizamientos en la zona.

Por Diario La Primera | 08 ago 2010 |    
Angustioso rescate
Las esperanzas de encontrar con vida a los mineros sepultados en Chile se desvanecen, después de más de 24 horas de que quedaron atrapados.

Más datos

Si bien las esperanzas por encontrar a los mineros con vida siguen en pie, las madres y esposas, comenzaron a dar señales de que la paciencia se agota por lo que pidieron a las autoridades “hablar con la verdad”.

El accidente se produjo en la madrugada del viernes en el nivel 300 de la mina San Esteban dedicada a la explotación de oro y cobre. Hasta la mina se trasladaron varias dotaciones de bomberos de comunidades vecinas así como efectivos del Grupo de Operaciones Especiales (Gope) de los carabineros para intentar establecer contacto con los mineros atrapados.

Los nuevos derrumbes en el ducto en el que se realizaba el rescate en la mina San José obligaron a suspender las labores de búsqueda, según informó el ministro de Minería, Laurence Golborne. “Las noticias no son auspiciosas”, dijo conmovida ante los familiares y la prensa.

El uso de la chimenea de ventilación para acceder hasta donde están los mineros atrapados “ya no es una opción”, continuó Golborne, para explicar que los derrumbes bloquearon ese ducto y los rescatistas debieron dar marcha atrás en su avance.

Asimismo, el presidente chileno, Sebastián Piñera, canceló su viaje a Colombia y se trasladó a la ciudad de Copiapó, en el norte de Chile, para acompañar las labores de rescate. “El rescate no está sólo en las manos de los hombres, sino también en las manos de Dios”, dijo Piñera poco antes de abordar el avión presidencial que lo llevó directamente a Copiapó.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.