Trabajar a doble turno

No todas las personas trabajan al mismo tiempo. Un trabajo en un horario no tradicional le plantea al empleado un desafío. Sin embargo, también tiene sus ventajas.

| 02 noviembre 2011 12:11 AM | Mundo joven | 3.2k Lecturas
Trabajar a doble turno 3265

Son muchas las personas para las cuales trabajar implica cumplir un horario de lunes a viernes, desde la mañana hasta la tarde (con suerte, con una hora para ir a almorzar). Los norteamericanos utilizan el término “a nine-to-five-job” (literalmente, “un trabajo de nueve a cinco”) para indicar lo que consideran un empleo tradicional, normal y estable.

Sin embargo, también hay empleos normales y estables que se realizan en horas menos habituales, ya sea porque deben estar disponibles en cualquier momento (los conductores de transporte público o los médicos de guardia, por nombrar algunos ejemplos) o bien porque, en estos tiempos de multinacionales y de empleos en una economía global, hay que adaptarse a los horarios de socios, clientes o afiliados que viven en cualquier huso horario. ¿Cuáles son las principales ventajas y desventajas de estar trabajando cuando todos los demás descansan?

Algunos puntos en contra
Aquel que, acostumbrado a trabajar durante el día, de pronto se encuentra trabajando en el turno noche, es probable que sufra algunas alteraciones en el sueño, tales como dificultad para quedarse dormido durante el día, insomnio, somnolencia en horas de trabajo, etc. Le lleva un tiempo al organismo adaptarse a semejante cambio de ritmo. ¿Cuánto exactamente? Varía de persona a persona. Pero, básicamente, nuestro cuerpo tiende a interpretar la escasa luz como indicación para descansar, no importa cuánto hayamos dormido durante el día.

Otro contratiempo de quienes trabajan en horarios poco frecuentes es que se les complica su vida social: no es tan fácil hacerse el tiempo para compartir una comida en familia, ir a las reuniones de padres de nuestros hijos o juntarse a tomar una cerveza con los amigos. Algo parecido les sucede a quienes trabajan durante los fines de semana o los feriados.

Y las ventajas…
Al ser horarios que mucha gente no está dispuesta a invertir trabajando, es posible para quienes trabajan a doble turno, aspirar a salarios relativamente más altos. Además, otro punto a favor radica en tener menor tiempo de viaje tanto de casa al trabajo como de trabajo a casa que aquellas personas que tienen que lidiar con el fastidioso tránsito de la hora pico. Finalmente, una posible ventaja consiste en que ninguna empresa seria espera que el empleado se quede por siempre en un puesto de estas características, con lo cual, una vez que el trabajador se haya hecho un lugar valioso dentro de la compañía estará en condiciones de negociar un cambio de horario.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD