Refrigerio para universitarios

Muchos universitarios, cuando inician la vida académica, empiezan a tener más hambre a causa del esfuerzo físico; ante ello, usualmente se termina comiendo en abundancia, y no necesariamente alimentos saludables y beneficiosos para el estudiante.

| 13 julio 2011 12:07 AM | Mundo joven | 2.7k Lecturas
Refrigerio para universitarios 2739

¿Por qué es importante la alimentación en el joven universitario?, en buena medida, porque si no tienes en tu organismo las vitaminas, minerales y proteínas necesarios, no podrás rendir al máximo en la escuela, la academia o la universidad. A la larga, podrías tener dificultades en tu rendimiento.

Es más, a veces lo que comes en la calle, más que una solución a tu alimentación puede ser una medida desesperada que a la larga te traerá problemas de salud como sobrepeso, gastritis, problemas al hígado, entre otros. Pero, ¿cómo hacer para enfrentar este problema y evitarnos enfermedades tan graves como estas?

Muchas veces por la prisa de llegar temprano a la universidad, solemos salir de casa sin desayunar, lo que termina por agravar la situación. Si de por sí nuestro cuerpo está siendo obligado a trabajar sacando energías de las fuentes de reserva, como el hígado, no podemos sumarle ingentes cantidades de grasas poliinsaturadas. Encima, atiborrarnos de carbohidratos simples trae como consecuencia una disminución en nuestra atención, causándonos sueño y fatiga; nada de lo que necesitamos para estudiar.

La solución es sencilla, debemos armar una serie de alimentos que nos brinden la misma cantidad de energías gastadas a lo largo del día para llenar el vacío ocasionado por le desgaste mental. Básicamente tenemos que consumir alimentos complejos, como panes e incluirles mantequilla o queso, también podemos incluir cereales integrales o sus derivados; en cuanto a bebidas, pueden ser yogures o jugos naturales.

Otra opción es llevar fruta para tomarla como merienda, especialmente manzanas, plátanos o duraznos; incluso pueden ser frutos secos, que te brindan fósforo y calcio, además de mucha energía y concentración mental. Eso sí, evita, en la medida de tus posibilidades, comer a deshoras; si bien en la vida universitaria esto es casi imposible, puedes arreglártelas para organizar tus meriendas entre cursos programados, pero que no exceda a una entre los alimentos principales. Eso te evitará padecer de gastritis y te ayudará a no sentir el desgaste mental.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD