¿Quiere ser un empleado ideal?

Ha escuchado la frase: “el empleado debe dar soluciones, no problemas”, pues bien, no siempre se cumple. Muy a menudo escuchamos problemáticas que, en el ámbito profesional, contradicen este dicho.

| 14 marzo 2012 12:03 AM | Mundo joven | 3k Lecturas
¿Quiere ser un empleado ideal? 3051

No todas las personas son iguales, cada quien piensa distinto; por lo tanto, para cada jefe existirá un tipo diferente de “empleado ideal”. Para entender mejor al “jefe”, intente comprender lo que implica ser el empleado “ideal”. Para eso, debería preguntarse, ¿qué puede considerar por “empleado perfecto o ideal”? Según los expertos, para responder esta pregunta lo que debe tener en cuenta, en primera medida, es el lugar o puesto a ocupar o desempeñar. Es decir para qué trabajo se nos necesita: función a cumplir.

Luego de tomar como propias estas consideraciones, cada empleado debería procurar que el trabajo a efectuar se realice en el momento adecuado; ni estar adelantado, ni atrasado.

Además, que el empleado cumpla con el nivel de comunicación que se necesita para trabajar en equipo y dentro de un trato amable, así como hacerse presente en toda reunión a la que seamos convocados, etc. Recuerde que cumpliendo cada uno de estos puntos, ayuda a que la labor de cada quien resulte mucho más eficiente.

El respeto, como arma principal
Si deseamos ser respetados, es primordial realizar una mirada en nuestro interior y cuestionarnos si nosotros respetamos a los que nos rodean. Es importante dar el primer paso y más aún si el que acaba de ingresar es uno.

Ser extrovertido
Eso ayudará al empleado en el momento de atender las necesidades requeridas. Postergar los problemas personales a la hora del trabajo. Dicen también que la mejor distracción es el trabajo, por eso es conveniente que al ingresar, posterguemos los conflictos ajenos a este. Una de las razones es que no es saludable para uno mismo, ni para los que van a compartirlo; otra razón, es que todas las habilidades adquiridas podrían perderse en un instante.

Ser preciso a la hora de dialogar
Es contraproducente hablar de más en algunas situaciones, ya que se puede demostrar inseguridad en lo que queremos lograr. También, dirigirnos al empleador y hablar de más puede ocasionar irritabilidad y que los oídos de este se cierren, hablando metafóricamente.

Confianza y puntualidad
Desde el momento en el que nos sometemos a la entrevista, debemos conservar la confianza en uno mismo y demostrarle al empleador que somos capaces para ocupar a la perfección el puesto a cubrir. Es también muy importante que se cumpla el valor de la puntualidad en el trabajo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD