Enfrentando el divorcio de los padres

Un divorcio puede ocasionar ciertos conflictos en los hijos, sea la edad que tengan, y es que incluso si éstos son jóvenes, esta situación puede significar un cambio muy grande en sus vidas.

Por Diario La Primera | 04 ago 2010 |    
Enfrentando el divorcio de los padres

Hoy en día, un gran número de matrimonios terminan en divorcio, y los hijos de éstos suelen sentirse solos. Sin embargo, aunque parezca duro, es posible superar la separación de los padres y llevar una vida familiar feliz a pesar de los cambios que éste pueda causar.

En primer lugar debe saber que existen muchos motivos para que una pareja se divorcie. Por ejemplo, a que el amor que sentían ha cambiado, a que uno de los padres se ha enamorado de otra persona, a problemas como el alcoholismo, los malos tratos o problemas con el juego.

Según los especialistas, ante todo el panorama es normal que los adolescentes piensen que el divorcio de sus padres es por su culpa, y que se planteen preguntas relacionadas a su comportamiento o desempeño escolar. Sin embargo, la separación es el resultado de los problemas de pareja, y no del comportamiento o el desempeño de los hijos en el hogar.

Pero entonces, ¿qué se puede hacer para que el divorcio resulte más llevadero?. Según los expertos, hacer frente a un divorcio resulta más fácil si los padres se llevan bien, pues si ellos discuten continuamente o actúan con resentimiento entre sí, la situación se vuelve más difícil para los hijos que para los padres.

De ese lado, como hijo no puedes hacer gran cosa para influir sobre el comportamiento de los adultos, pero sí puedes pedirles que hagan lo posible por dar una tregua a las peleas y a las cosas desagradables que dicen el uno del otro.

En algunos casos, un terapeuta o un psicólogo puede ser de gran ayuda para los padres aprendan a llevarse bien por la salud de sus hijos, y a que éstos últimos asimilen la separación. Hablar sobre el futuro es otra cosa que como hijo puedes hacer. Algunos temen que el costo del divorcio suponga una pérdida del poder adquisitivo y les impida ir a la universidad o realizar otras actividades.

Escoge un buen momento para hablar con tus padres sobre lo que te preocupa; cuando dispongan de suficiente tiempo para sentarse, con uno de ellos o con ambos, a fin de comentar como te afectará el divorcio. No te preocupes por sumar otra fuente de estrés para tus padres. Es mejor que hables de tus preocupaciones en vez de guardártelas y dejar que se acumulen el miedo o el resentimiento. La mayoría de los problemas tienen solución y existen psicólogos y terapeutas que pueden ayudar a los adolescentes y a sus padres a encontrar esas soluciones.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.