Ejecutivos siempre en forma

El estrés y el sedentarismo propios de un trabajo de oficina hacen de los ejecutivos víctimas recurrentes de la ansiedad y adquisición de hábitos alimentarios poco saludables, con ingesta excesiva de grasas saturadas, azúcares simples y sal, trayendo consecuencias tales como el sobrepeso, obesidad, diabetes, trastornos cardiovasculares y cáncer. Toma nota para ser un ejecutivo y mantenerte en forma.

| 17 octubre 2012 12:10 AM | Mundo joven | 1.1k Lecturas
Ejecutivos siempre en forma 1183

El día a día de un ejecutivo puede llegar a ser muy duro. Todo el día ocupado, con poco tiempo para comer y mucho menos para cocinar. Por ello, el Centro de Reeducación Alimentaria, NaturHouse, te brinda los mejores consejos para que logres cuidar tu peso y puedas mantener una alimentación sana y saludable.

Por ello, el primer consejo es: desayune Siempre. El cerebro no tiene la capacidad para almacenar glucosa y después de varias horas de descanso y sin alimento, su fuente única de energía es el alimento que recibe en el desayuno. Además, esto influye en el estado de ánimo, desempeño mental y en el rendimiento.

También es importante comer con moderación para evitar trastornos como la obesidad, diabetes o problemas cardiovasculares. Es recomendable comer carnes y pescados, acompañados de ensaladas o verduras, si quiere agregar a su plato un toque de salsa prefiera aderezos sin grasa o bajos en ella y en pequeñas cantidades.

Incluya proteínas en su alimentación
Encontramos proteína en las carnes y sus derivados, lácteos y huevos. Este grupo alimenticio ayuda con sus aminoácidos a la reparación de células y tejidos del cuerpo e incluso está comprobado que cuando se ingieren en el desayuno activa los estados de alerta importantes al momento de captar ideas. Es preferible consumirlos al vapor, horno, asado, a la parrilla o cocidos, para no incrementar el aporte energético de su menú.

Tome líquidos
De preferencia agua, pero también puedes incorporar gaseosas light, infusiones con edulcorante, gelatina light, jugos dietéticos, caldos light, etc.

Reduzca las grasas saturadas
Las grasas saturadas son una gran amenaza para el corazón de los ejecutivos estresados, por eso es saludable reducirlos pues aumentan el nivel de colesterol y triglicéridos, situación frecuente y agravada aún más por el sedentarismo. El aceite de oliva debería sustituir a las grasas saturadas de las carnes magras, la mantequilla, la margarina de origen animal y otras grasas de cocina. Esta sustitución de grasas en nuestra dieta es muy útil para rebajar los niveles de colesterol en la sangre.

Incluya frutas y verduras en el menú diario
Es necesario consumir frutas (sobre todo a media mañana y media tarde) y verduras frescas, de muchos colores para que ingresen mayor cantidad de vitaminas antioxidantes que favorecen nuestras defensas y además, para que nuestro organismo aproveche los elementos constructivos y energéticos suministrados por medio de la alimentación.


Por: Yisell Dechard
Nutricionista de NaturHouse


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD