Dile adiós a tu maldita timidez

¿Eres de ese tipo de gente que entra en pánico al asistir a una reunión con sólo 10 invitados, y sólo porque temes entablar una conversación con alguno de ellos? Aquí te aconsejamos como abrirte al mundo.

| 15 octubre 2009 12:10 AM | Mundo joven | 1.1k Lecturas
Dile adiós a tu maldita timidez

Más datos

Test de timidez

Si tu respuesta a cinco o más de las siguientes afirmaciones es “sí”, es muy probable que la timidez te esté dando problemas. 

- Me cuesta trabajo detenerme a hablar con un vecino que no conozco. 

- Me siento incómodo al ser presentado a nuevas personas. 

- Es difícil para mí hacer una pregunta en medio de una reunión. 

- En un grupo, detesto ser el centro de atención.

- Me parece muy penoso recibir a cenar a alguien que no conozco bien.

- Es difícil para mí pedir indicaciones para llegar a algún sitio.

- Me preocupa quedar en ridículo si tomo la palabra delante de muchas personas. 

- Es difícil para mí hablar con alguien de autoridad. 

- No me es fácil hablar por teléfono con un extraño. 

- Cuando estoy con alguien que no conozco bien, me resulta difícil externar mis sentimientos e incluso opiniones.

- En un evento social, trato de mantenerme cerca de alguien a quien conozco. 

- Es difícil para mí integrarme en una conversación.
1169

Es normal sentir nervios si vamos a realizar una exposición en público o si es nuestro primer día de trabajo, pero hay personas tan tímidas que no pueden ir a fiestas, tener una cita romántica, dar una opinión en un marco social o de trabajo, o devolver un producto en una tienda por temor a confrontar a la persona de servicio al cliente.

Pero la timidez no es otra cosa que un rasgo de la personalidad, por lo tanto no es una enfermedad o un desorden psicológico. Sin embargo, los psiquiatras y psicólogos aseguran que cuando esto llega a impedir que la persona se desarrolle emocional y profesionalmente, puede tratarse de un desorden de ansiedad o una fobia social.

Sea cual sea la causa, hay maneras de vencer la timidez. Puede tomar tu propia determinación y enfrentar tu problema sólo o de la mano de un terapeuta.

Ideas para disminuir tu timidez:

1. Identifica las situaciones que te cohíben o causan ansiedad. Después, analiza cómo te sientes antes de que se den estos casos. ¿Automáticamente asumes que todo va a salir mal? ¿Tus manos empiezan a sudar? ¿Evitas mirar a los ojos, tal vez?

2. Sé realista. En lugar de creer que tus suposiciones negativas son ciertas, desafía tus ideas, confróntalas. Pero recuerda, es imposible caerle bien a todo el mundo. Si de pronto despiertas antipatía en tu mejor amigo, es grave; pero si no le caes bien al chico de limpieza, ¿qué importa?”

3. Este es el paso más importante, que implica “exponerse” de manera intencional a situaciones que te incomodan. La idea es enfrentar tus temores hasta que se desvanezcan. Pero hazlo poco a poco. Si la timidez te ha impedido ir a reuniones, no creas que serás capaz, de pronto, de llegar a una fiesta y hablar con todos los asistentes. Ve a una pequeña reunión y oblígate a conversar con tres desconocidos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario