¿Cómo afecta el síndrome de fatiga crónica?

Una persona con este problema puede presentar síntomas físicos, como dolor de cabeza o de articulaciones. Pero la misma persona puede presentar también síntomas emocionales, como pérdida de interés en sus actividades favoritas.

| 04 abril 2012 12:04 AM | Mundo joven | 3.4k Lecturas
¿Cómo afecta el síndrome de fatiga crónica? 3446

Los síntomas del síndrome de fatiga crónica a menudo se parecen mucho a los de otras enfermedades o problemas como la depresión. Y, por si fuera poco, pueden variar a lo largo del tiempo incluso en un mismo individuo. Sin embargo, este problema puede llevar al estudiante a jalar cursos o incluso perder el año o ciclo académico. Y es que la falta de aparente interés relacionada a la fatiga crónica puede ser determinante.

Las causas más frecuentes suelen ser infecciones como la del sarampión, tener problemas en el sistema inmunitario, como las alergias o estar bajo intenso estrés emocional. Los científicos han constatado que las personas con síndrome de fatiga crónica a veces producen menos hormonas del estrés, como el cortisol, lo que puede afectar al sistema inmunitario.

¿Cómo identificarla?
Suelen presentar problemas de concentración y memoria a corto plazo, dolor de garganta, ganglios linfáticos inflamados y dolorosos al tacto, dolor muscular, dolor articular en ausencia de inflamación o enrojecimiento, dolor de cabeza más fuerte o distinto del habitual, no sentirse descansado ni siquiera después de dormir, cansancio o agotamiento que dura más de 24 horas después de hacer ejercicio físico. Para que a una persona le diagnostiquen un síndrome de fatiga crónica, deberá tener tanto fatiga de larga duración como cuatro o más síntomas de la lista anterior.

¿Cómo tratarla?
Los expertos recomiendan realizar ejercicios cuidadosamente diseñado. El ejercicio físico puede tener efectos curativos, ya que aumenta los niveles de energía y favorece la sensación de bienestar. Consúltalo con un médico, pero varios estudios han confirmado que “el ejercicio progresivo” ayuda mucho en el síndrome de fatiga crónica.

También se aconseja usar técnicas de control y reducción del estrés. Te las puede enseñar un médico, psicólogo o terapeuta — estas técnicas son unas estrategias estupendas para controlar determinados aspectos de la enfermedad. Finalmente, aliméntese saludablemente.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD