Cinco desventajas de un asesor de empresa

1. Pérdida del círculo de amistades. Trabajar en proyectos ambiciosos con plazos ajustados significa que deberá seguramente trabajar los fines de semana. Cuando pase un buen tiempo, es posible que lo etiqueten como un adicto al trabajo.

Por Diario La Primera | 16 diciembre 2011 |  1.8k 
1858  

2. Mal sueldo. En principio parece ser contradictorio, eso de estar bien pagado como asesor, las “horas extras” no existen cuando se trata de asesoría; así que aquel que no esté de acuerdo, ya puede ir buscándose otro trabajo.

3. Competencia con los compañeros. Aquel que no quiera ser el último eslabón de la cadena, tendrá que rendir para llamar la atención. Aquí cada uno debe pensar solo en sí mismo e intentar encontrarse en buena posición ante el cliente antes que su jefe.

4. Tensiones adicionales. Cuando la asesoría de empresas llama a la puerta, muchos de los trabajadores de la empresa asesorada tienen un mal presentimiento. Malas experiencias o el miedo a la pérdida del trabajo, conllevan también a que el asesor no sea recibido en la mayoría de los casos precisamente con los brazos abiertos.

5. Estrés físico y emocional. Debido a la alta carga de trabajo, que puede ser de naturaleza tanto física como psicológica, el asesor puede encontrarse temporalmente bajo una enorme tensión. Esto puede provocar tanto problemas de salud como de desgaste.
Referencia
Propia

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario