Ahora puedes vivir la vida como siempre has soñado

Trabajo, trabajo y más trabajo, pero que queda después de tantas jornadas de trabajo. De incansables momentos de ser el modelo de trabajador, ordenado, que siempre cumple con sus jornadas y obligaciones, que queda después de años y años de dedicarle tu tiempo al trabajo.

| 25 mayo 2018 07:05 AM | Mundo joven | 2.4k Lecturas
Ahora puedes vivir la vida como siempre has soñado
Vivir Feliz
Ahora, es la palabra clave
2471

La verdad es que todo en exceso es malo, lo mismo se cumple para cualquier cosa, el trabajo no es la excepción, casi el 80% de las enfermedades suelen presentarse al acumular las tensiones, por muchas obligaciones, impuestas o personales relacionadas con el trabajo.

Pero que hay tras 30 años de puro trabajo…

Una historia que suele repetirse, es de aquella persona que se dedicó, simple y llanamente a su trabajo por 30 años, que sin duda alguna, fue un trabajador excepcional, cumplido, que nunca faltaba a sus jornadas laborales, que dedicaba todo su tiempo y esfuerzo a lograr los objetivos de su empresa, que además su entorno laboral, fue su vida cotidiana y que todo su mundo giraba en torno a este, luego de permanecer este periodo largo en una empresa, es sustituido, desplazado por un nuevo trabajador, con nuevas y más rentables ideas, con más capacidad, con herramientas más actualizadas y con un sin número de ideas que podían posicionar y materializar el sueño de un mejor y más productivo mundo laboral.

En este punto, la persona que ha sido sustituida, hecha una mirada hacia atrás y se da cuenta que le ha entregado toda su juventud, su esencia, ímpetu y dedicación, a una empresa que seguramente no lo valoro. Tiene conflictos emocionales y contradicciones psicológicas debido a que su vida se ha ido y no ha podido hacer nada de lo que le ha gustado. En pocas palabras, se siente frustrado y ya un poco mayor, lo que le queda es el retiro digno, en el que dedicarse a la nada.

Sin embargo este, se ve envuelto en el dilema de no saber qué hacer con su tiempo libre, no saber a dónde dirigirse, como comportarse y además tiene dolencias delicadas que lo limitan para hacer otras actividades, se haya en un punto en donde se siente utilizado por la sociedad, se dio cuenta que sinceramente ha perdido su tiempo, o más bien a malgastado su tiempo siendo el mejor de los empleados. Por otra parte, la empresa lo absorbió tanto, que no pudo hacer otras actividades que le permitieran orientar su rumbo en este nuevo punto en donde se encuentra, no pudo alcanzar sus metas personales.

Claro está, no todo es culpa de la empresa, no todo es culpa de él, sencillamente no supo cómo concatenar sus horarios, se dedicó en demasía a cumplir con su deber, ahora, ya con sus hijos grandes, ve hacia el futuro de ellos mismos y trata de explicarle, pero ellos no tienen tiempo para escucharlo, porque sus trabajos así como a el mismo, los absorbe totalmente.

En equilibrio todo se puede…

Ahora, solo le queda soñar, ahora solo le queda repasar que fue lo que hizo mal, pero, también puede empezar, desde este mismo instante a rehacer su vida, nunca es tarde, la experiencia le ayudará seguramente a manejarse de mejor manera. Sin embargo, entendió, que pudo hacer todo no de otra manera, sino realmente distinta, ya no debe culparse, actuó bajo las circunstancias.

Ciertamente pudo vivir más, disfrutar de cada instante, viajar, reir, lograr tener buenas relaciones extra laborales, amistades donde apoyarse, relaciones construidas en base a un bien común, hacia un nuevo despertar de las conciencias, a apoyar a alguna causa noble y vivir con gusto disfrutando del proceso.

Seguramente, sentado en el portal de su casa, está pensando en que ahora es el momento y puede hacerlo, si puede hacerlo y lo hará, hoy es el día en que a pesar de su edad y pese a sus limitaciones puede buscar de darle un nuevo y más excitante giro a su vida.

La vida, es para vivirla.

La verdad, es que éste personaje, es una figura, ficticia, una metáfora vívida, para darte a demostrar, que hay que Valorar nuestra Vida, Animarse uno mismo es lo ideal, que cada instante cuenta, que la calidad de los pensamientos valen, que nuestra vida tiene valor no por lo que somos, sino por lo que realmente sentimos, imagina por un instante lo maravilloso que es tu esencia, que el universo ha conspirado contigo para darte la vida, para traerte a este mundo, ciertamente somos la esencia de la perfección, aunque no lleguemos a ella, podemos decir, que la vida es extraordinaria.

Cultiva las amistades, relaciónate con amor, respeto y desde el sentimiento de humildad de reconocer que todos tenemos diferencias, que nos hacen únicos, que tenemos más allá de la simple forma de la vida, un don y es el vivir, y el vivir agradecidos, contentos, en prosperidad, nos hace únicos.

No esperemos, voltear la mirada y darnos cuenta que no somos, sino que podíamos ser, eso no nos puede, ni nos debe pasar, si nos concentramos en el aquí y en el ahora, podemos saber que cada instante cuenta y contará porque nosotros lo queremos de esta manera. Amarnos, tener autoestima, no es solo repetir que valemos por nuestro dinero, sino que valemos por nuestra esencia muy personal.

Creer en uno mismo, nos puede llevar a lugares que ni siquiera podíamos saber, pero esa es el valor de vivir, de gozar de la vida. No esperemos que pasen esos 30 años, 5 años, un año, un mes, una semana, una hora, un segundo, para valorar lo que tenemos en el AHORA. Es verdad, que los grandes maestros, nos los han dicho, pero debemos APRENDERLO, meditarlo, apropiarnos y como se dice actualmente empoderarnos, de la esencia de la vida, hoy hay que vivir como si fuera el ultimo día de la vida, ahora es el mejor momento, ahora somos, simplemente somos. Agradece, bendice y vive en amor, no esperes más, aprovecha el ahora.

Loading...



Fuente: > Marco Mogollon
Marco Mogollon

Marco Mogollon

Soy Arquitecto y Bloggero de diseño, arte, construccion, nuevas tecnologias, historia, tips, entre otros

Mi vida entera esta dedicada a escribir, soñar, viajar, vivir la vida en felicidad.