¿Por qué acudir a una terapia?

Algunos adolescentes, cuando atraviesan momentos difíciles que les hace sentirse tristes, enojados o superados por lo que está pasando, necesitan ayuda para ordenar sus sentimientos, encontrar soluciones a sus problemas o simplemente para sentirse mejor.

Por Diario La Primera | 29 set 2010 |    
¿Por qué acudir a una terapia?
Ya sea por estrés o por hacer sencillas consultas, los jóvenes necesitan en ciertas ocasiones y situaciones, acudir a terapia.

Sin embargo, la idea de consultar con un terapeuta no es bien aceptada por la otra parte. Lo cierto es que la terapia, según explican los expertos, no es sólo para quienes tienen problemas de salud mental. Y es que la palabra “terapia” se usa con más frecuencia para referirse a la psicoterapia; es decir, la ayuda psicológica para enfrentar los problemas. Además, un psicoterapeuta es un profesional capacitado para ayudar a las personas a enfrentar el estrés u otros inconvenientes.

¿Qué sucede durante la terapia?
Si consulta a un terapeuta, el profesional conversará con usted acerca de sus sentimientos, pensamientos, relaciones y valores importantes. Al principio, las sesiones de terapia se concentran en analizar sobre qué desea trabajar y en fijar objetivos. Algunos de los objetivos que las personas pueden fijar en terapia incluyen:

• Mejorar la autoestima y sentirse más seguro de sí mismo

• Buscar la forma de hacer más amigos

• Sentirse menos deprimido y ansioso

• Mejorar las calificaciones en la escuela

• Aprender a manejar el enojo y la frustración

• Tomar decisiones más saludables (por ejemplo, sobre las relaciones o la alimentación) y poner fin a los comportamientos contraproducentes.

Durante la primera sesión, el terapeuta probablemente le pida que hable un poco sobre usted. Según su edad, es posible que el terapeuta se reúna con su padre o madre o la persona de quien usted depende y les solicite que revisen la información relacionada con la confidencialidad. Pero esto no significa que esté loco.

En realidad, es probable que muchos de sus amigos hayan consultado a un terapeuta en algún momento, del mismo modo que los estudiantes en muchos casos consultan con tutores o instructores para recibir más ayuda en las tareas escolares o los deportes. No tiene nada de malo buscar ayuda por problemas que son difíciles de resolver solos. De hecho, es justamente lo contrario. Se requiere mucho coraje y madurez para buscar soluciones a los problemas, en lugar de ignorarlos o esconderlos y dejar que se agraven.

La terapia puede ayudar a las personas a sentirse mejor, ser más fuertes y tomar decisiones adecuadas, además de descubrir más cosas sobre ellos mismos. Quienes trabajan con terapeutas pueden aprender acerca de las motivaciones que los llevan a comportarse de determinadas maneras o acerca de fortalezas interiores que pueden tener. Quizás aprenda nuevas estrategias para enfrentarse a las necesidades diarias, cultive la paciencia o aprenda a quererse más. Quizás encuentre nuevas formas de afrontar los problemas que surgen o nuevas formas de manejarse ante situaciones difíciles.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.