Una depilación láser. Mitos sobre “esos” vellitos

El láser es un método para depilarse. Pero, ¿cuáles son los beneficios y los riesgos de este tratamiento? Una de las bondades de esta técnica es que no daña la piel, ya que actúa selectivamente sobre las zonas oscuras por la melanina (vello). También puede depilar cualquier zona corporal, menos el párpado debido a la proximidad del ojo.

Por Diario La Primera | 15 jul 2008 |    
El láser no daña la piel porque actúa en las zonas oscuras del vello.
Hoy en día existen diversos métodos para eliminar esos incómodos “vellitos”. Antes de someterse a cualquier tratamiento, exija información...

Es posible experimentar picazón durante el tratamiento, piel rojiza e hinchazón hasta por 3 días, dolor, cosquilleo o entumecimiento (poco habitual). Sin embargo, este método no es aplicable a mujeres gestantes, diabéticos, personas con fiebres recurrentes o herpes. Para esos casos es preciso un control médico.

Los mejores resultados se obtienen cuando el vello es grueso, oscuro y la piel es clara. Aunque en la mayoría de los casos el vello se elimina al 100 por ciento, puede que en algún momento el vello no detectado vuelva a crecer, puede suceder que por cambios hormonales salgan nuevamente, pero es poco probable. Si este procedimiento es practicado de manera incorrecta, los pacientes se exponen a peligros como quemaduras y cambio en el color de la piel. Por eso es importante que durante el tratamiento, la piel no se exponga al sol, para evitar la aparición de manchas en la dermis que resultan difíciles de eliminar.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.