Termoterapia para la belleza corporal

Esta terapia consiste en la aplicación de calor para conseguir resultados. Su utilización se remonta a los tiempos de griegos y romanos, quienes la usaban para mantenerse bellos o curar afecciones.

Por Diario La Primera | 28 ago 2012 |    
Termoterapia para la belleza corporal

La termoterapia es una técnica que ayuda a eliminar acumulaciones de adiposidades localizadas, especialmente en el abdomen, los brazos, las caderas y las piernas. Se trata de una eficaz alternativa para la reducción de peso corporal, que obviamente ha de ser combinada con dieta y ejercicio físico. El aumento de la temperatura acrecienta el accionar del metabolismo basal y como consecuencia genera un mayor gasto energético. El equipo que se usa para estos procedimientos está basado en la aplicación de bandas térmicas que se colocan sobre la piel. Ellas actúan generando calor a través de la emisión de radiación infrarroja de onda larga. El calor se transmite al tejido adiposo estimulando la elevación de la tasa metabólica local, promoviendo el mecanismo de lipólisis (degradación de los lípidos o grasas).

Durante las sesiones de termoterapia con aparatos se usan geles activos en su mayoría a base de liposomas. El tratamiento dura aproximadamente unos 50 minutos y, dependiendo del caso, los resultados son visibles en un poco tiempo. Generalmente, a partir de los 20 días de comenzada la termoterapia se nota una significativa reducción de peso y si la persona hace una dieta baja en calorías junto con ejercicio físico moderado, se consigue un mejor resultado.

Las mujeres, según los expertos, suelen recurrir a esta terapia para reducir la región de los muslos, mientras que los hombres lo hacen para ayudar a reducir en forma proporcional todas las zonas tratadas. La energía térmica que se aplica es elevada a tal punto de conseguir el efecto deseado pero sin causar daños en los órganos internos, descompensaciones metabólicas o circulatorias.

Como en cualquier otro tipo de tratamiento, con la termoterapia es importante que los pacientes se realicen chequeos médicos para comprobar la ausencia de trastornos cardiovasculares y que sean capaces de soportar un aumento del pulso cardíaco.

Los beneficios de la termoterapia van más allá de la pérdida significativa de peso y volumen, también ayuda a reducir el colesterol y el nivel de grasa. El tratamiento se tiene que realizar con 1 sesión cada 2 o 3 días, hasta un máximo de 10 sesiones. Está contraindicado para personas con várices o problemas circulatorios.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.