Radiofrecuencia Freeze para el modelado corporal

Este tratamiento es ideal para acabar con la grasa localizada, eliminando el volumen de zonas como abdomen, glúteos, rodillas, cara interna de los muslos, cadera, brazos y las odiadas cartucheras.

Por Diario La Primera | 10 julio 2012 |  1.9k 
Radiofrecuencia Freeze para el modelado corporal 1922  

Esta técnica tiene la particularidad de combinar radiofrecuencia y un campo magnético, que conforman una densidad de energía que penetra en la dermis e hipodermis. Mediante electrodos se emiten en forma simultánea radiofrecuencia y pulsos magnéticos en varias fases, que producen una temperaturas más altas de lo normal en la zona tratada de manera homogénea. De esta manera, se quiebran por la alta temperatura las partículas de hidrógeno, causando un inmediato despliegue y encogimiento de las fibras de colágeno, que se vuelven más cortas y densas.

El campo de pulsos magnéticos aumenta de forma considerable la producción de fibras de colágeno por los fibroblastos dérmicos sin uso del calor, y al mismo tiempo propicia la generación de nuevos vasos sanguíneos capilares, es decir la angiogénesis.

Cabe señalar que es necesario contar con al menos ocho sesiones para ver resultados. En las primeras semanas de tratamiento con radiofrecuencia Freeze se comienzan a ver resultados: reducción de volumen, mejora del aspecto de la piel de naranja y de las marcas de celulitis, y más tonicidad en los tejidos. A lo largo de los cuatro meses siguientes, los resultados continúan consolidándose y acentuándose.

Los efectos de la radiofrecuencia Freeze son similares a los de una liposucción. Eso significa que si se mantiene una alimentación sana, buenos hábitos de vida y una rutina regular de ejercicios, los resultados alcanzados pueden mantenerse en el tiempo. Sin embargo, se recomienda una sesión mensual de mantenimiento para mantener a largo plazo la buena figura obtenida.

Es importante beber agua en buena cantidad antes e inmediatamente después de la sesión, para estimular el drenaje de toxinas y adiposidad. Salvo un poco de enrojecimiento tras la sesión, que desaparece al cabo de unas horas, no se presentan efectos secundarios.

Sin embargo, hay algunas contraindicaciones, condiciones que hacen que este tratamiento no sea recomendable. Entre ellas, se enumeran: queratosis actínica, embarazadas o en período de lactancia, pacientes con heridas abiertas, cáncer o melanoma, rosácea activa.

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario