No abuses de la comida

1.- Acostumbra a comer más durante el día. Es decir, además de tus tres comidas fuertes, consuma pequeñas raciones de fruta, nueces, verduras, etc., para que tu estómago se acostumbre a la sensación de saciedad y no llegue vacío con muchas ganas de comida después de varias horas de haber realizado la comida.

Por Diario La Primera | 07 may 2013 |    
No abuses de la comida

2.- Compras básicas. Si tienes en tu refrigerador y alacena productos poco saludables y de difícil digestión, lo más seguro es que cojas alguno de ellos y seas seducido por esos alimentos que te dan una sensación de “placer” pero que aportan muchas calorías. Así que todo comenzará desde la elección de estos en el supermercado.

3.- Los antojos cómetelos en el día. Se puede comer algo que se salga de lo establecido, pero es mejor que lo ingieras en el día y no antes de irte a la cama.

4.- Consume alimentos líquidos. Un caldo de verduras caliente, una infusión o un té, así como un vaso de leche de soya, o simplemente un poco de agua, son suficientes para sentirte satisfecho e irte a dormir sin el estómago vacío.

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.