Dígale adiós a las arrugas

No más arrugas. La ciencia ya puede parar el envejecimiento que ataca a las mujeres a partir de los 30 años. Y es que a esta edad, el proceso natural de renovación celular se vuelve más lento, provocando la pérdida de firmeza y elasticidad en los tejidos de la piel.

Por Diario La Primera | 02 set 2008 |    
Dígale adiós a las arrugas
Con esta nueva tecnología es posible recuperar la lozanía de la piel..

Más datos

DETALLE

Cellvivance de Lbel,  es el nuevo producto elaborado en base a células vegetales que le devuelve “vida” al rostro desde el interior de la piel. Este producto es un revolucionario tratamiento que ayuda a que el rostro luzca joven y firme.

La ciencia y la cosmética unieron esfuerzos e inspirados en el poder regenerador de las células madre (que ayudan a restaurar las células de la piel), encontraron en la planta “Vinca Rosea de Madagascar”, el mismo efecto del obtenido con células de origen vegetal, las cuales promueven las proteínas esenciales de la piel, regenera el tejido y le devuelve firmeza a un rostro maltratado por los años.

La doctora Elisa Shearer, miembro de la Asociación para la Investigación Dermatológica Plástica y Estética de París, comentó que una de las cosas que más alarma a la mujer de hoy es el paso de los años sobre su piel. ‘Por eso, uno de los grandes retos de la ciencia de hoy, es seguir desarrollando tratamientos que promuevan la regeneración de nuevo tejido y le devuelvan a la piel toda su elasticidad’, dice.

Esta tecnología, conocida como Cell-Firmant, actúa a través de los componentes “EM-briox” y “Bioplacent”. El primero estimula la síntesis de 4 proteínas esenciales en la matriz de la piel, produciendo una regeneración del tejido. El segundo componente contiene extractos vegetales de alto nivel nutritivo que mantiene las condiciones óptimas para que el nuevo tejido conserve sus propiedades.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.