Opina el lector

Transporte en Lima

Quiero felicitar al señor César Hildebrandt por su último artículo sobre la ciudad de Lima. Y como limeño que quiere a esta capital me da vergüenza lo que viene sucediendo dentro de mi patria después de haber pasado trece años en el extranjero.

Por Diario La Primera | 19 ene 2009 |    
Opina el lector

Más datos

Si usted tiene alguna denuncia, comentario o reclamo en defensa de sus derechos o libertad de opinión, escriba a LA Primera, indicando su nombre y DNI.

Teléfonos: 242-7728  / 242-7750 
Correo electrónico:
especiales@diariolaprimeraperu.com Fax: 445-2571

Cómo es posible que la sociedad peruana haya puesto en manos de conductores irresponsables y cobradores sin educación, que más parecen delincuentes, el transporte masivo, en esos transporte que llaman combi y su famosa cultura.

Me voy del país asombrado de ese lumpen que todos los días ofende y humilla a las personas que se transportan, ya sea con cobros arbitrarios del pasaje, subiendo al pasajero al vuelo, exigiendo que se bajen si es que no quieren aceptar sus caprichos, etc.

Esto no debe suceder en el Perú si deseamos ser una sociedad civilizada, espero algún día regresar al Perú y encontrar un sistema de transporte en el que el pasajero ya no tenga que pelear con el cobrador, que no se le humille, donde exista autoridad policial, y que no existan esos “cobradores”, y “conductores”, que cuando les da la gana aceleran más de lo que exige el reglamento de tráfico porque quiere ganarse pasajeros y levantarlos al vuelo.

Espero se inicie una campaña para desterrar esa porquería de este país, que según me cuentan es parte de la imposición dejada por ese corrupto llamado Alberto Fujimori.

Escribe: Miguel Ángel Gamarra Fernández
DNI 00741001

Respuesta: El problema del transporte en el Perú necesita una política de Estado donde se conjuguen aspectos como nuevas normas viales y reglamentos de tránsito, mejor pago a los policías, educación, etc.


Inmerecido

Resulta indignante y hasta ofensivo ver como se le premia con la “Orden del Sol” a un ser Juan Luis Cipriani. Tal parece que las presiones del Opus Dei y sus influencias sociales, de la mano del señorito Rafael Rey, siguen ejerciendo presión y dando órdenes en las altas esferas del Estado. Ver a Alan García, rodeado de Gonzáles Posada y otros sobones del presidente, otorgando la tan representativa medalla, que fuera otorgada a otros merecidos personajes de la historia o visitantes realmente ilustres que pisaron nuestro país, es un insulto para quienes verdaderamente merecieron tan digna distinción.

Entregar la medalla a un tipo tan nefasto y despreciable con Cipriani, el mismo que de seguro sigue considerando que los Derecho Humanos son una cojudez, no hace más que hacernos pensar que ahora cualquier hijo de vecino, como solo tener la membresía del Opus Dei puede ser condecorado por García y su pandilla.

Escribe: Sonia Ponte Oblitas
Sonia_po@hotmail.com

Respuesta: Su opinión ha sido expresada.

Referencia
Opina el lector

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.