Opina el lector

Inspeccionen pollerías

Hace unos días asistí con unos amigos a una pollería del distrito de Santa Anita. La porción que nos sirvieron correspondía, al parecer, a un buen servicio y a precio justo.

Por Diario La Primera | 24 dic 2008 |    

Más datos

Si usted tiene alguna denuncia, comentario o reclamo en defensa de sus derechos o libertad de opinión, escriba a LA Primera, indicando su nombre y DNI.

Teléfonos: 242-7728  / 242-7750 
Correo electrónico:
especiales@diariolaprimeraperu.com Fax: 445-2571

En suma, un buen potaje. Sin embargo, mi problema vino unas horas después, puesto que empecé a sentir malestar estomacal. Al inicio, imaginé que sólo se trataba del efecto de haber comido más de lo debido, pero al día siguiente las cosas empeoraron y resultó que fue necesario asistir a un médico para poder tratar mi malestar. Y es que el diagnóstico del especialista fue infección intestinal, y me explicó que lo más probable es que los alimentos que ingerí en dicha pollería, fueron la causa de mi malestar. Yo estoy seguro que así fue. Por eso le pido a las instituciones como La Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA), que tengan a bien realizar una inspección a todos los restaurantes, pollerías y picanterías de dicho distrito, para que sancionen a los establecimientos irresponsables.

Escribe: Carlos Benites M.
Carlosm@yahoo.es

Respuesta: Esperemos que dicha entidad tenga a bien tomar en cuenta este pedido ya que se trata de la salud de la población.


Más cemento y asfalto

La disputa por la ejecución de obras en la Costa Verde recién ha empezado. Y es que las autoridades locales de Barranco, Chorrillos, San Miguel y Magdalena, pretenden convertir dicha área natural en un boulevard del comercio y el consumo. “Debemos rescatar a la Costa Verde del abandono”, dijo el Jefe del Estado. Como si rescatar una playa o una zona natural significase poner restaurantes, discotecas y otros comercios.

Entramos al 2009 con un grave problema de contaminación, y nuestras autoridades siguen sin comprender el problema de fondo, Lima tiene cada año más cemento y asfalto. Cada día, la ciudad se vuelve más agresiva y los espacios naturales de recreación se están perdiendo. ¿Qué tanto apuro por “rescatar” a la Costa Verde? ¿Será acaso que la Costa Verde vale mucho dinero? Obviamente así es.

La cuestión es simple: “sólo son negocios”, como diría el actor principal de “El Padrino”. A este paso sólo falta que echen el ojo a los parques y jardines de Lima y los pantanos de Villa; total, este último es un sitio bonito para poner un centro comercial en medio de tanta ave migratoria.

Parece que el mensaje de estos chicos interesados en rescatarlo todo, es: Al diablo con la ecología, me importa un cuerno los árboles y las áreas verdes si hay más inversión.

Escribe: John Lossio Hawkins
DNI: 40104173

Respuesta. Las autoridades distritales han negado esa posibilidad. En todo caso, cumplimos en publicar su carta.

Referencia
Opina el lector

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.