Opina el lector

En defensa del café “Ayllu”

La avasalladora penetración de franquicias de marca mundial en el mercado nacional es un hecho. La transnacional McDonald’s ya está en Cusco y al paso que vamos la plaza de armas y alrededores serán tomados sin resistencia por las corporaciones internacionales.

Por Diario La Primera | 05 oct 2008 |    

Más datos

Si usted tiene alguna denuncia, comentario o reclamo en defensa de sus derechos o libertad de opinión, escriba a La Primera, indicando su nombre y DNI.

Teléfonos: 242-7728  / 242-7750 
Correo electrónico:
especiales@diariolaprimeraperu.com Fax: 445-2571

Las franquicias están al acecho y ni la misma Iglesia se salva de la ofensiva neoliberal. Basta mirar lo que sucede en el corazón de la casta dominante del clero, el controvertido arzobispo de Cusco pretende desalojar al “Café Ayllu” del predio donde opera hace 37 años dizque para alquilar el local a Starbucks Corporation, gigante en el rubro del café. El emblemático “Café Ayllu”, lugar de tradición y cultura está en peligro. Será cosa del pasado o futuro que se resiste a morir.

Escribe:
Yonel Trebejo Bustamante
DNI 32299395

Respuesta: Lamentablemente, la apertura comercial cualquiera sea la marca o nacionalidad es parte del libre mercado. Las decisiones sobre el destino o uso de propiedades es un derecho que hay que respetar así estas pertenezcan al Opus Dei.


Una completa locura

El reciente comentario del ministro de Salud, Hernán Garrido Lecca, de encargar a los médicos veterinarios la administración de centros de salud ha sido calificado como locura, provocación o broma de mal gusto.

La Ley Nº 23536 del 25 de diciembre de 1982, señala claramente que los profesionales de la salud son: farmacéuticos, obstetrices, odontólogos, médicos y otros. La misma Oficina Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) tienen a médicos veterinarios ocupando puestos de importancia. Los hospitales europeos no son administrados por médicos; sino por profesionales con estudios especializados como los que tiene nuestro país con rango de maestría.

Por otro lado, la salud pública, en su concepción moderna, ya no se basa en el acto médico en sí; la prevención, la alimentación y el medio ambiente son prioritarios, siendo los médicos veterinarios los principales responsables de la prevención, control y erradicación de zoonosis de necesidad mortal como el Ántrax, Rabia, Encefalitis Espongiforme (vacas locas), Gripe aviar, etc., además de la provisión de proteína animal indispensable para la vida y la salud de las personas.

Nuestra función, pues, se anticipa al acto médico y se proyecta, entre otros, a los aspectos inmunológicos, epidemiológicos, al medio ambiente, al control de plagas y a la producción de alimentos saludables, fundamentales para la vida.

Descalificar a priori la presencia del médico veterinario o de cualquier otra noble profesión en el ámbito de la salud pública, podría considerarse, por tanto, como un tema de desconocimiento antes que de mala fe o interés subalterno.

Escribe:
Felipe S. Díaz Vargas
Médico Veterinario

Respuesta: Su opinión ha sido expresada.

Referencia
Opina el lector

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.