¿Y cómo reconocer la mastitis en los canes?

Es una enfermedad peligrosa que puede ocurrirle a una perra embarazada o que esté atravesando un embarazo psicológico. Se trata de una dolorosa inflamación de las mamas que produce una retención de leche.

Por Diario La Primera | 05 oct 2012 |    
¿Y cómo reconocer la mastitis en los canes?

Fiebre, falta de apetito, ánimo decaído, diarreas y vómitos, son los síntomas de la mastitis. Cuando aparece este cuadro, las mamas de la perra se endurecen y se inflaman considerablemente hasta el punto de producirle bastante dolor. Ante ello, es normal que los cachorros también se vean afectados, o bien porque están tomando leche en mal estado o bien porque el dolor impide que su madre les permita mamar.

En caso de presenciar una mastitis, es recomendable separar urgentemente a los cachorros de la madre y alimentarlos artificialmente. Ello supone utilizar leche maternizada que venden los veterinarios y las farmacias o una leche especialmente preparada. Hay quienes preparan una mezcla de un vaso de leche de vaca entera, un vaso de crema fresca con 12% de materias grasas y una yema de huevo. En todo caso, resulta ideal consultar con el veterinario si la condición de los cachorros lo permite o se opta por una fórmula especialmente elaborada para su edad y estado.

Los gérmenes causantes
Las causas determinantes de estas patologías son gérmenes infecciosos, que, en la mayoría de los casos, son estafilococos. Estos microorganismos son tanto más peligrosos en la medida que son banales y su presencia en el organismo es corriente (tubo digestivo, vías respiratorias, pelaje) pueden adquirir valor patógeno cuando las defensas locales están bajas. También se han identificado otros microorganismos: estreptococos, coliformes, salmonellas, pasteurellas y seudomas. Todos estos agentes pueden encontrarse en la mama y en la leche.

Lo ideal es detectarlo rápidamente y separar a los cachorros para comenzar a darles leche artificial y salvarles la vida. El veterinario habitual prescribirá una receta para permitirnos adquirir leche maternizada artificial para estos casos en específico, aunque de cualquier manera, no podemos olvidar que la madre también debe ir a la consulta del veterinario; pues ella también deberá comenzar un tratamiento derivado de un diagnóstico seguro que preserve su salud.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.