¿Se les debe resondrar?

Las mascotas no son capaces de recordar las cosas tal como lo hacemos nosotros. Por lo tanto, las llamadas de atención no deberán ser apocalípticas y bastará con un rotundo y firme “NO” para que nuestro perro comprenda que lo ha hecho mal. Dos reglas: se le llama la atención justo en el momento en el que ha cometido el fallo e inmediatamente después pasamos a ignorarle. Definamos ignorar. No hace falta que dejemos de cuidar a nuestro perro, pero si ha hecho algo mal e inmediatamente después jugamos con él y lo acariciamos, lo estamos confundiendo. La llamada de atención debe complementarse con un poco de distancia por nuestra parte para que comprenda que estamos disgustados. Nuestro cariño y juegos serán su prueba de que lo está haciendo bien.

Por Diario La Primera | 26 abr 2013 |    
¿Se les debe resondrar?

 


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.