¿Qué hacer ante una convulsión?

Las convulsiones en las mascotas son un motivo de consulta muy frecuente en las veterinarias. Se trata de una situación que preocupa mucho a las personas que quieren a sus animalitos. Aquí, algunos tips para saber qué hacer ante estos casos.

Por Diario La Primera | 07 setiembre 2012 |  2.3k 
¿Qué hacer ante una convulsión? 2371  

Las convulsiones son “cortocircuitos” que se producen dentro del cerebro, y las causas son variadas. La forma en que comienza una convulsión es con un período de confusión, llamado aura, que puede incluir o no alucinaciones. Estas convulsiones suelen causar alteraciones en órganos como el corazón, los riñones, los pulmones y el cerebro, los cuales a la larga pueden sufrir daños producto de la convulsión.

Ahora, es bueno que sepa que el can o el felino, cuando experimenta una situación así, “parece darse cuenta de lo que experimenta”, y muchas veces se acerca al dueño para luego desplomarse inconsciente ante ellos. Según los expertos, se calcula que la incidencia de los procesos convulsivos en la población canina se aproxima al 3%, y dentro de este grupo, en un 80% de los casos el diagnóstico final es de epilepsia, mientras que en el resto de pacientes las convulsiones son la manifestación de otro tipo de enfermedades. En el gato, la epilepsia es muy poco frecuente y, generalmente, los gatos que padecen convulsiones suelen tener otro tipo de patología que las origina.

Hoy por hoy existen diferentes métodos para diagnosticar y llevar a cabo los tratamientos adecuados para cada animal. Sin embargo, lo importante es saber qué debemos hacer cuando vemos a nuestra mascota en un episodio convulsivo. Según los especialistas, una de las primeras cosas que jamás se debe hacer es entrar en pánico, y por el contrario, actuar con mucha serenidad.

Otros consejos
1.- Se aconseja retirar los objetos que rodean al gato para evitar que se lastime.

2.- Darle la medicación que el médico veterinario haya prescrito para el animal.

3.- Cuando hayan pasado colocar al gato en un sitio que esté ventilado y fresco.

4.- Luego de que esté más tranquilo debes llevarlo al veterinario

5.- No deberá, bajo ninguna circunstancia, intentar agarrarlo ya que le puede lastimar sin ninguna intención.

6.- Tampoco se aconseja automedicarlo, ni darle agua o comida porque se puede ahogar.

7.- Cuide su espacio de descanso. En estos casos, se aconseja evitar el sobreexceso de fuentes de calor.

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario