Presión baja en mascotas

Primero que nada, es bueno recordar a todos los dueños de mascotas, especialmente de canes, que deben estar atentos a cualquier síntoma anormal que desarrolle su mascota. Y es que esto ayuda mucho en la detección rápida de problemas de salud canina.

Por Diario La Primera | 17 jun 2011 |    
Presión baja en mascotas
En este artículo, le proporcionaremos información sobre algunos aspectos de la presión arterial baja en los perros. Sepa cómo cuidarlos.

Por ejemplo, un mal muy frecuente en los perros es la presión arterial baja, la cual puede ser causada por diversos factores que pueden variar dependiendo de la condición médica. Así, por ejemplo, puede aparecer luego de un choque causado por una lesión o traumatismo con pérdida severa de sangre.

Pero el desequilibrio de las hormonas tiroideas también puede causar una caída en la presión arterial. La diabetes es otra condición que se encuentra vinculada con la hipotensión en los perros. Incluso una deshidratación, anemia severa o deficiencia nutricional puede llevar a esta afección.

Uno de los síntomas más comunes de baja la presión arterial en perros es la fatiga extrema. Recuerde que la hipotensión afecta negativamente el transporte de oxígeno y nutrientes a los órganos, además de la fatiga, el perro también puede tener encías pálidas, aumento de la micción, así como la sed y la confusión. El perro puede respirar a veces muy débilmente, y otras muy rápido.

Diagnóstico y tratamiento
No se puede tener un valor de presión arterial normal que se aplica a todas las razas de perros, las edades y tamaños, ya que en cada uno de ellos varía. En otras palabras, la presión arterial normal puede variar con los perros de diferentes razas y edades. Las variaciones de la presión arterial en perros son diagnosticadas con la ayuda de un monitor de presión arterial Doppler. Sin embargo, la presión de la sangre del perro se evaluará de acuerdo a su raza, edad y condición física.

Por lo tanto, si usted nota cualquiera de los síntomas anteriores en su perro, debe llevar al animal al veterinario, que es la mejor persona para diagnosticar y tratar la condición, más aún en verano cuando este problema se puede agravar. Independientemente del tratamiento farmacológico que indique el especialista, habrá que pedir consejos para cambiar la dieta del animal para que pueda solucionarse este problema.

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.