¡Permítales respirar aire puro!

La primera regla para tener aire limpio en casa, es no fumar. Si fuma en casa, la calidad del aire se reduce tanto para las personas que viven con usted, como para todas sus mascotas. Los estudios clínicos y empíricos han demostrado que el fumar daña la salud de los perros, gatos, ratones y conejos. La gran mayoría de los estudios revelan que algún tipo de correlación existe entre el consumo de las personas y los efectos adversos sobre los residentes de cuatro patas. La polución o contaminación atmosférica también puede causar daño en los pulmones de los animales. Especialmente cuando se vive en ciudades grandes. Ante esto, se puede mantener a la mascota en una habitación ventilada o con aire acondicionado durante la mayor parte del día. La contaminación severa puede impedir la capacidad de los animales de compañía para correr y hacer ejercicio. Tenga cuidado igualmente con los aerosoles y los químicos de limpieza. Abusar de ellos también puede reducir la calidad del aire dentro de casa. Solo un poco de aire acondicionado mejora la salud y el bienestar de nuestras mascotas. La humedad también suele ser un contaminante del aire. Revise cañerías, que son las culpables de los filtros de agua y por lo tanto de humedad.

Por Diario La Primera | 08 mar 2013 |    
¡Permítales respirar aire puro!
Tips

 


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.