¿Nunca para de correr y jugar?

En los primeros años de vida los canes suelen ser muy juguetones e inquietos, pero con los años este ritmo de actividad va disminuyendo. Sin embargo, si su mascota llega a la edad adulta y continúa manteniendo este comportamiento, se debería sospechar de un síndrome de hiperactividad.

Por Diario La Primera | 09 noviembre 2012 |  866 
¿Nunca para de correr y jugar?
INVESTIGACIÓN
866  

Según los expertos, el primer paso para descartar este tipo de problema es evaluando al animal. Por ejemplo, será necesario valorar si la conducta se debe al aburrimiento, la ansiedad por separación, excitación por la interacción con otras personas o si solo busca llamar la atención. En caso de pertenecer a una raza de animales hiperactivos por naturaleza, será muy importante que el dueño cuente con los consejos de un experto en conducta canina para tratar cada comportamiento erróneo por separado, es decir, usar una estrategia para controlar los ladridos, otra para las mordeduras no deseadas, etc.
Referencia
Propia

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario